Condenada por negligencia una guardería donde murió un niño atragantado

Publicado 22/01/2014 15:12:53CET

La juez impone penas de cárcel a la directora y a una cuidadora por homicidio imprudente

BARCELONA, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Juzgado Penal 1 de Vilanova i la Geltrú (Barcelona) ha condenado por un homicidio imprudente a la directora y a una cuidadora de la guardería 'Tenimnens' de Castelldefels donde el 28 de marzo de 2012 murió atragantado un niño de 17 meses, según la sentencia a la que ha tenido acceso Europa Press.

La titular del juzgado, Verónica García, ha impuesto un año y nueve meses de cárcel a la directora del centro, Isabel G., y un año y tres meses a la cuidadora Lara M., así como la inhabilitación de cuatro años para la primera y tres años y tres meses para la segunda, tal y como ha informado este miércoles Catalunya Informació.

Sucedió el 28 de marzo de 2012 cuando, después de comer, la cuidadora llevó hacia el ascensor a ocho niños entre los que estaba la víctima, que empezó a toser y al salir se desplomó pese a los intentos de la acusada de extraerle un trozo de pera.

La cuidadora bajó corriendo las escaleras con el menor en brazos para pedir ayuda a la directora, llamaron al 062, y le practicaron los primeros auxilios que le indicaron los servicios de emergencias para reanimarlo, sin conseguir evitar su muerte.

La juez cree que las dos responsables "debido a su falta de preparación" en primeros auxilios no practicaron a tiempo los protocolos de actuación correspondientes.

Además, el centro, situado en la Avenida Constitución, contaba con la licencia del Ayuntamiento pero no con el de la Generalitat para tener el distintivo de 'guardería' o 'escolla bressol' aunque utilizaba este título --rotulado en la fachada y en la página web-- pese a las advertencias de Educación.

Sostiene también la juez que Isabel G. contrató a Lara M. y al resto de personal "a sabiendas de que no contaban con la titulación de primeros auxilios para niños de entre 0 a 3 años"; de hecho, la cuidadora acusada fue fichada sin acabar los estudios de Pedagogía, que en todo caso tampoco serían suficientes para este trabajo.

FALTA DE PREPARACIÓN

Pese a esta falta de preparación, Lara M. había sugerido a los padres del niño días antes de su muerte que comenzasen a darle alimentos enteros, lo que ellos aceptaron "confiando en los conocimientos y preparación de la tutora de su hijo".

"Puede afirmarse que el atragantamiento se prolongó durante varios minutos, sin que durante los cuales se adoptaran todas las medidas necesarias para evitar su muerte", concluye la juez.