Condenan a 14 años a un hombre en Canarias por matar a la pareja de su exnovia

Actualizado 23/04/2013 18:01:40 CET

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 23 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Sección II de la Audiencia Provincial de Las Palmas ha condenado a un total de 14 años de prisión a Abdechak C. por un delito de homicidio al acabar con la vida de Fermín.O.R., que era pareja de su exnovia, Fátima A.B.S, quien ha sido condenada también a dos años de prisión por encubrimiento.

A.C., nacional de Marruecos, mantuvo desde el año 2009 a finales de 2010 una relación sentimental con Fátima, a la que ésta puso fin. Poco después, ella comentó otra relación con el fallecido, con quien llegó a tener planes de boda.

Cuando la fecha del enlace se acercaba, el condenado trazó un plan para "hacerlo desaparecer", puesto que nunca había perdido el contacto telefónico con Fátima y era conocedor de los planes de futuro de la pareja.

En este sentido, la sentencia recoge que Abdechak decía a sus amigos que Fátima era la mujer de su vida y que tenía que recuperarla como fuera.

Como el fallecido, pese a estar jubilado, realizaba pequeños trabajos de reparación de electrodomésticos a domicilio, el acusado llamó a Fermín desde un locutorio y le pidió cita para arreglar una lavadora.

Así, el 20 de abril de 2011, Fermín acudió al domicilio del condenado en La Isleta, donde éste acabó con la vida su vida asestándole un primer golpe en la cabeza con un objeto contundente, como un martillo o un palo, que hizo que Fermín cayera al suelo, donde siguió golpeándolo hasta acabar con su vida.

Tras asesinar a Fermín, el acusado se deshizo del cadáver y del arma que empleó para matarlo sin que conste el lugar y la forma, al haber sacado a ambos de su casa sin ser visto.

FÁTIMA OCULTÓ INFORMACIÓN A LA POLICÍA

Por su parte, la Audiencia consideró probado que Fátima ocultó deliberadamente información esencial a la policía, dado que interpuso denuncia por la desaparición del Fermín el día 21 de abril de 2011 en la simplemente manifestaba que desde las 13.30 horas del día anterior no sabía nada de él, que no atendía al teléfono y que no podía aportar ningún otro dato del mismo.

Mientras, el 23 de abril fue citada por la policía a fin de recibirle declaración y ese día es cuando por primera vez le dice a la policía que Fermín había recibido el 19 de abril por la tarde una llamada de una persona desconocida para que le arreglara una lavadora.

También explicó que sobre las 17.00 horas del 20 de abril hizo una llamada perdida a Fermín, éste le contestó y le dijo que estaba en una casa de La Isleta arreglando una lavadora, notando la acusada que en ese momento alguien le arrebata el teléfono móvil y oyó a Fermín decir "hombre, por favor, por favor", como suplicando.

Constando todos estos datos, el día 20 de mayo de 2011, la policía citó de nuevo a la acusada Fátima a declarar. En la declaración dijo que conocía al acusado pero que sólo lo ha visto en dos ocasiones desde la desaparición de Fermín.

Finalmente, cuando abandonó la comisaría fue seguida por la policía, y comprobaron como la misma toma numerosas medidas de seguridad hasta llegar a su domicilio, del que sale instante después pero vistiendo ropas árabes que disimulaban su apariencia exterior dado que le tapaban la cabeza y parte del rostro y tras coger otro taxi se dirigió a la casa del acusado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies