Condenan un año a un marchante que estafó 800.000 euros vendiendo obras de Picasso y Miró

Actualizado 17/06/2013 17:24:16 CET

BARCELONA, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Audiencia de Barcelona ha condenado a un año de cárcel a un marchante de arte que estafó 894.223 euros a un hombre simulando vender obras de pintores reconocidos como Picasso, Torres García y Miró, cuando realmente se las quedaba sin pagárselas o se las intercambiaba por otras pinturas falsas.

Según la sentencia a la que ha tenido acceso este lunes Europa Press, Òscar P. es responsable de un delito de continuado de estafa, por lo que también deberá pagar una multa de 4.050 euros, devolver diversos cuadros a la víctima por valor de 180.000 euros, y reconocer una deuda de 300.000 ante notario.

En el juicio, las partes llegaron a un acuerdo de conformidad por el que la Fiscalía rebajaba su petición de cuatro a un año de cárcel y la acusación se retiraba del procedimiento, siempre que el acusado se confesara "responsable" del delito y aceptara la pena solicitada.

El 31 de julio de 2007, Òscar P. consiguió que la víctima dejara en su galería de arte de la calle Còrsega de Barcelona la obra de Picasso 'El Bufón', para que el acusado se la vendiera por 556.800 euros y le fuera ingresando pagarés hasta llegar al total de su valor de venta.

Tras ingresarle 120.000 euros, el acusado dijo que no tenía suficiente dinero para pagarle el cuadro, pero que le ofrecía --como dación en pago-- el cuatro 'Femme' del mismo pintor, que resultó ser falso.

En agosto de 2007, animó a la víctima a que también depositara en su galería el cuadro de Picasso 'Tauromaquia' para vendérselo por 410.000 euros, lo que tampoco pudo hacer, por lo que le propuso volverle a pagar con obras de Torres García y Clavé.

Bajo el mismo procedimiento, más tarde consiguió el cuadro 'Le Coq', de Domínguez, y 'Femme' de Miró, valoradas en 118.523 y 208.800 euros, respectivamente, aunque nunca se las llegó a pagar --ni con pagarés ni con otras obras--, por lo que la víctima lo denunció.

YA CONDENADO

Òscar P. ya fue condenado el 3 de noviembre de 2011 por los delitos de estafa y receptación a 11 meses y 30 días de cárcel por la Audiencia de Tarragona, tras haber engañado a otro propietario de cuadros mediante un procedimiento similar.

Fue condenado por haber vendido diversas obras de Miró y Zuloaga --entre otras-- sin el consentimiento del propietario, lo que causó que éste lo denunciara cuando quiso recuperar los cuadros.

El marchante estafó casi un millón de euros a propietarios y artistas que no podían recuperar las obras, pese a pedírselas reiteradamente, ya que habían sido vendidas a galerías reconocidas y a particulares.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies