Consul pide que se repatríen "lo antes posible" a los dos malasios fallecidos en la obra del gasoducto

 

Consul pide que se repatríen "lo antes posible" a los dos malasios fallecidos en la obra del gasoducto

Actualizado 18/09/2008 17:17:10 CET

ALMERÍA, 18 Sep. (EUROPA PRESS) -

El cónsul de Malasia en España, Fauzi Mohd, solicitó hoy a las autoridades españolas y a la empresa italiana 'Saipem' que se agilicen las diligencias judiciales por el siniestro que ayer costó la vida a dos ciudadanos malasios en la construcción del gasoducto entre Beni Saf (Argelia) y Almería (España) para que los cuerpos puedan ser repatriados "lo antes posible" al país natal de ambos.

En declaraciones a Europa Press, Mohd precisó que uno de los operarios, identificado como M.S., tenía 29 años y procedía del estado de Slango mientras que el otro, D.G., residía en la región de Saraba con su esposa y varios hijos, según la información que ayer remitió a la sede consular la adjudicataria del tendido parcial del tramo submarino de la conducción gasística.

Pese a matizar que aún no han establecido contacto con las familias de ambos ciudadanos, a las que fue 'Saipem' la que comunicó los decesos, aseguró que ha trasladado a las autoridades españolas e italianas su "disponibilidad" para colaborar "en todo lo que nos sea posible" ante un suceso por el que --remarcó-- están "consternados".

Mohd reveló, en esta línea, que en el Consulado no tiene constancia de que el trabajador desaparecido en el mar durante el siniestro sea de nacionalidad malasia, como tampoco la empresa le ha comunicado que haya un cuatro operario herido de gravedad procedente de su país.

El accidente se produjo pasado el mediodía de ayer cuando la tubería se desplomó sobre los trabajadores que alzaban uno de los tubos y causó la muerte en el acto de tres varones --uno italiano y dos malasios--, hirió de gravedad a otros tres --de origen malasio, francés y británico-- y causó leves lesiones a otro varón del país asiático.

Poco después del siniestro, la plataforma alertó de la desaparición de un octavo trabajador, de origen asiático, al que Salvamento Marítimo de Almería buscó sin éxito durante la mañana y la tarde de ayer en un radio de hasta 120 millas náuticas alrededor de la estructura, ubicada a 60 millas de la costa española.

El Consulado General de Italia en Madrid reveló hoy a Europa Press que ha iniciado los trámites para repatriar el cadáver de Giovanni D.P., ingeniero de 39 años y natural de la ciudad de Vasto, en la región de Abruzzo, situada al este de la península y a 50 kilómetros de la capital.

A la espera de que el titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Almería autorice el traslado de los restos mortales al país natal del ingeniero, los cuerpos fueron evacuados hasta el aeropuerto de Almería, donde aterrizaron pasadas las 21,00 horas de ayer a bordo de un helicóptero de la empresa.

Fuentes de la Guardia Civil precisaron a Europa Press que la Policía Judicial, que inició diligencias una vez los cuerpos se encontraban en territorio nacional ya que la infraestructura tiene bandera de Bahamas, limitó su intervención a un informe fotográfico de los fallecidos para su remisión al juzgado instructor junto a la documentación de los tres trabajadores muertos, a quienes se practica hoy la autopsia en el Instituto de Medicina Legal (IML).

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies