Desarticulada una organización que estafó 5 millones de euros con la simulación accidentes de tráfico en León

 

Desarticulada una organización que estafó 5 millones de euros con la simulación accidentes de tráfico en León

Dinero, ordenadores y demás material intervenido por la Policía
SUB. GOBIERNO LEÓN
Actualizado 15/03/2013 19:16:23 CET

Entre los 27 implicados se encuentran abogados, procuradores, médicos y fisioterapeutas

LEÓN, 15 Mar. (EUROPA PRESS) -

Agentes de la Policía Nacional han desarticulado una organización que estafó cinco millones de euros con la simulación de accidentes de tráfico en el marco de la operación 'Bernesga'. Según ha confirmado la Benemérita a Europa Press, defraudaban a distintas compañías de seguros con la falsificación de documentación y partes de lesiones de las supuestas víctimas.

Entre los implicados se encuentran diversos abogados, procuradores, médicos y fisioterapeutas encargados de dar cobertura legal a los partes médicos. Han sido detenidas 27 personas y se han practicado cuatro registros en los que se han intervenido, entre otros efectos, 262.000 euros, dos vehículos de alta gama, un revólver, dos sellos de registro de los Juzgados de León y dos tampones médicos.

La operación se inició hace seis meses, cuando los investigadores recibieron informaciones de que un bufete de abogados de la capital leonesa estaba implicado en una organización dedicada a simular accidentes de tráfico con el fin de estafar a las compañías aseguradoras.

Las primeras investigaciones corroboran la información recibida "por el alto nivel de vida" que llevaban varios de los miembros de la organización, así como por el incremento de accidentes de tráfico que tramitaba el referido bufete.

Los presuntos autores de los hechos conformaban una organización criminal debidamente estructurada y jerarquizada, compuesta por más de 30 personas que desarrollaban individual y conjuntamente tareas delictivas en función de la actividad profesional que cada uno de ellos tiene. Se dedicaban a estafar a distintas compañías de seguros de vehículos a motor.

La investigación, llevada conjuntamente con funcionarios adscritos al servicio de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria de León, determinó que la organización criminal comenzó sus andaduras delictivas a primeros del mes de noviembre del año 2009, si bien ha sido durante los años 2011 y 2012 cuando su actividad delictiva se ha visto acrecentada a consecuencia de la impunidad con que perpetraban los hechos. Sólo durante el año 2012, la organización abrió más de 170 cuentas bancarias, que las utilizaba para los ingresos de las indemnizaciones que recibían los accidentados de las aseguradoras.

Mientras tanto, fuentes del Tribunal de Justicia de Castilla y León (TSJCyL) han añadido que la operación tiene su origen "en gran medida", en la propia actividad de control interno llevada a cabo desde la sede de los Juzgados de León, "en un afán por detectar, vigilar y erradicar cualquier práctica procedimental que pueda constituir un ilícito administrativo o, incluso, penal, de quienes actúan de forma habitual y ordinaria, en su ejercicio profesional".

En esos dos años el montante estafado a las distintas compañías aseguradoras de vehículos ronda los cinco millones de euros, de los cuales se han recuperado 272.000 euros en efectivo. Parte de la cantidad restante ha sido blanqueada con la adquisición de bienes inmuebles y vehículos de alta gama.

EL CABECILLA ERA UN ABOGADO

El cabecilla de la organización es un abogado de 31 años, que seguía un "sencillo" método de ejecución como si se tratase de un accidente ocurrido de forma fortuita efectuaba los distintos partes de accidentes falsos.

Su "mano derecha" era un funcionario de los Juzgados de León, que se encargaba de dar una mayor celeridad a los procedimientos judiciales que resultaban de interés para la comisión de sus fines delictivos, fotocopiar documentos, sustraer efectos o sellos timbrados del Juzgado, además de encargarse de la captación de otros componentes de la organización.

Entre los implicados se encuentran, además, otros abogados, procuradores, médicos y fisioterapeutas, encomendados de dar cobertura legal a las lesiones. En un último nivel estarían otras personas captadas para ir a bordo de los vehículos.

Las últimas pesquisas apuntan a que la banda estaba tratando de establecerse en el Principado de Asturias, donde ya se había desplazado para alquilar locales que sirviesen como base de sus operaciones.

Los agentes han detenido a 27 personas y han practicado tres registros domiciliarios y un registro en un despacho de abogados. En dichos registros se intervinieron 262.000 euros, tres vehículos (dos de ellos de alta gama), un revólver calibre 6, dos sellos de Registro y Reparto de los Juzgados de León, dos sellos médicos, 16 teléfonos móviles de última generación, 420 expedientes de accidentes de circulación, dos tablets, un disco duro, cinco memorias USB, dos CPU y un ordenador de sobremesa.

Además, dos ordenadores portátiles, un IPAD, dos videoconsolas, una cámara digital, 16 cartuchos del calibre 9 milímetros, un puñal de 25 cm de hoja y una máquina contadora de billetes.

Igualmente, al cabecilla de la organización se le ha imputado un delito contra la salud pública al formar parte de otra organización desarticulada recientemente dentro de la Operación XABARIL, en la resultaron detenidas cuatro personas en León y Galicia y en la que se incautaron de dos kilos de cocaína, 65 kilos de hachís, 500 gramos de Speed y 4.500 pastillas de éxtasis.

La operación ha sido realizada por agentes de la Comisaría Provincial de León junto con Vigilancia Aduanera de León.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies