Desmantelado en Córdoba un laboratorio de cocaína con nueve detenciones y tres kilos intervenidos

 

Desmantelado en Córdoba un laboratorio de cocaína con nueve detenciones y tres kilos intervenidos

Un Agente Muestra Un Ladrillo De Cocaína, Junto Al Resto De Drogas Y Efectos Int
EUROPA PRESS/GUARDIA CIVIL
Actualizado 09/11/2011 12:21:08 CET

CÓRDOBA, 9 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil, en una operación desarrollada en la provincia de Córdoba, ha desarticulado un grupo delictivo que introducía cocaína en España por vía aérea y marítima. La operación se ha saldado con la detención de los nueve integrantes del grupo, la incautación de más tres kilos de cocaína y el desmantelamiento de un laboratorio de esta droga en Córdoba capital.

Según ha informado la Benemérita, las investigaciones se iniciaron cuando la Guardia Civil tuvo conocimiento de la posible implantación en la provincia cordobesa de un grupo delictivo que introducía en España cocaína camuflada entre los equipajes que portaban los narcotraficantes a su regreso de varios países sudamericanos.

A primeros del pasado mes de junio, el Equipo de Delincuencia Organizada y Antidroga (EDOA) supo de la posible implantación en esta provincia de una organización delictiva que se dedicaba a la introducción de cocaína, la cual abastecía a un grupo de 'camellos' que se encargaban de su distribución al 'menudeo' en Palma del Río (Córdoba) y en la capital cordobesa.

Las primeras investigaciones permitieron a la Guardia Civil detectar que el grupo en cuestión estaba perfectamente estructurado en dos escalones, un primero en el que se encontraba un súbdito venezolano, con residencia en Córdoba capital y en Madrid, que era el encargado de introducir la droga en la ciudad andaluza, desde donde se distribuía a Palma del Río y a barriadas periféricas de Córdoba, y un segundo escalón en el que se encontraban los integrantes de la red de distribución en dichas localidades.

En el marco de la investigación, el pasado mes de septiembre el EDOA de la Guardia Civil detectó que el grupo obtenía la cocaína en Málaga y Madrid, así como que los narcotraficantes estaban preparando la recepción y distribución de un importante envío de cocaína desde un país sudamericano, que se realizaría vía Madrid. Además, los investigadores de la Guardia Civil pudieron saber que el envío llegaría a Córdoba oculto en un turismo conducido por un miembro de la organización.

Con el avance de las gestiones el EDOA de la Guardia Civil de Córdoba supo que el envío se iba a realizar el pasado día 7 de septiembre, decidiendo la Guardia Civil establecer un dispositivo de servicio orientado a mantener una vigilancia discreta sobre el vehículo que estaban utilizando los integrantes del grupo, verificando que salía de Madrid y que se dirigía hacía Córdoba.

El dispositivo establecido por la Guardia Civil, permitió localizar el turismo investigado en el kilómetro 387 de la A-4 (Madrid-Cádiz), decidiendo los agentes interceptarlo en un lugar apropiado para ello e identificar a su conductor y único ocupante, quien resultó ser, R.G.S., de 48 años, de nacionalidad colombiana.

La Guardia Civil practicó un registro superficial del turismo, apoyados por efectivos del Servicio Cinológico de la Comandancia de Córdoba, lo que permitió localizar en el interior del turismo 300 gramos de cocaína de gran pureza, preparada y dispuesta en roca. Ante este hallazgo, los investigadores del EDOA procedieron a la inmediata detención de R.G.S., como supuesto autor de un delito de tráfico de drogas.

Tras esta detención, el EDOA, de la Guardia Civil de Córdoba prosiguió con las investigaciones, que permitieron saber que el cabecilla de la organización, J.E.T.T., de 50 años y de nacionalidad venezolana, se había trasladado desde Córdoba a Madrid, detectando los investigadores que tenía previsto realizar un viaje a esta capital acompañado por otros tres miembros de la organización, con el fin de recoger diversos efectos que tenía en la vivienda donde residía en esta capital, donde el EDOA de la Guardia Civil sospechaba que pudiera ubicarse un laboratorio clandestino de cocaína.

LABORATORIO DE COCAÍNA

Ante ello, el EDOA de la Guardia Civil, tras localizar la vivienda donde residía J.E.T.T. en Córdoba capital, decidió dar por finalizada la fase de investigación y pasar a la fase de explotación de la operación, solicitando para ello de la autoridad judicial un mandamiento de entrada y registro para la vivienda, que, tras ser concedido, se llevó a efecto el pasado 30 de octubre.

Fruto del registro efectuado, la Guardia Civil localizó en su interior un sofisticado laboratorio, donde el grupo desarticulado elaboraba y adulteraba la cocaína, procediendo en ese momento la Guardia Civil a la detención de J.E.T.T. y de las otras tres personas que le acompañaban, que tras ser identificados resultaron ser C.G.V., de 45 años, S.F.L., de 52 años y I.M.G.T., de 40 años, todos ellos de nacionalidad colombiana.

Tras estas últimas detenciones, la Guardia Civil tenía ya indicios suficientes de que J.E.T.T. mantenía contactos frecuentes con varias personas con residencia en Palma del Río y barriadas periféricas de Córdoba, todas ellas integrantes de un mismo clan familiar, que eran las que supuestamente integraban el escalón de la organización encargado de la distribución de la cocaína al 'menudeo' a consumidores directos de Córdoba y Palma del Río, sospechando los investigadores que los miembros de dicho clan pudieran haber recibido una importante partida de cocaína y que pretendían trasladarla a un lugar seguro ubicado en una barriada periférica de Córdoba.

Ante ello, la Guardia Civil, tras identificarlos plenamente como M.G.O., de 32 años; E.G.O., de 36 años; A.M.R., de 31 años, y A.V.R., de 36 años, todos ellos de nacionalidad española, decidió establecer un dispositivo de servicio orientado a su plena identificación, localización y en su caso detención.

Tras localizar el vehículo en el que viajaba uno de los integrantes de la organización, concretamente A.M.R., el pasado 3 de noviembre, en los accesos a Córdoba capital, la Guardia Civil decidió interceptarlo y practicar un registro superficial del turismo, que permitió localizar en su interior más de dos kilos de cocaína en roca, preparados y dispuestos en dos 'ladrillos', procediendo la Guardia Civil a su intervención y a la detención de A.M.R., como supuesto autor de un delito de tráfico de drogas.

Ante la sospecha de que los otros tres integrantes de la organización pudieran ocultar más droga en cuatro viviendas, ubicadas tres de ellas en Córdoba y una en Palma del Río, solicitó de la autoridad judicial un nuevo mandamiento de entrada y registro para las cuatro viviendas marcadas, que se llevaron a efecto de forma simultanea el pasado 4 de noviembre.

Fruto de estos registros, además de la detención de los otros tres integrantes del grupo delictivo ahora desmantelado, la Guardia Civil ha intervenido otros 700 gramos de cocaína, dos kilos y medio de sustancia de corte, diversas cantidades de marihuana y hachís, una escopeta de del calibre 22, más de 10.000 euros en billetes fraccionados, así como numerosos teléfonos móviles, varios ordenadores portátiles y dos vehículos de alta gama, que eran utilizados por los traficantes en sus desplazamientos.

Los detenidos y las diligencias instruidas han sido puestas a disposición de la autoridad judicial, habiéndose decretado el ingreso en prisión de seis de los nueves detenidos. La operación continúa abierta y no se descartan nuevas detenciones.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies