Desmantelan en Madrid un grupo que distribuía música y material neonazi

146498.1.644.368.20120511073718
Vídeo de la noticia
Actualizado 11/05/2012 9:37:18 CET

BARCELONA, 11 May. (EUROPA PRESS) -

Los Mossos d'Esquadra, en colaboración con la Policía Nacional, han desmantelado en Madrid un grupo especializado en la distribución de música y material neonazi a nivel estatal e internacional.

Según ha informado la policía catalana, la operación se ha saldado con el arresto en Madrid de sus dos máximos responsables y la imputación de una tercera persona como presuntos autores de un delito de asociación ilícita y contra las libertades y los derechos fundamentales.

Los Mossos también han decomisado una gran cantidad de material informático, así como un millar de banderas neonazis, un centenar de brazaletes con la esvástica y la cruz celta, 3.000 anillos y más de un millar de piezas de ropa y una veintena de cajas con insignias, chapas y pins con simbología nacionalsocialista, así como CD con la misma ideología.

Los detenidos son Eduardo L.M. y Pedro Fernando F.P., ambos de nacionalidad española y vecinos de Madrid, y éste último un reconocido abogado ultraderechista, que a finales de los años 80 fue uno de los fundadores de la organización juvenil neofascista de influencia nacionalsocialista Bases Autónomas; también ha sido imputada Maria Teresa S.M., vecina de Madrid.

CONCIERTO EN SABADELL

La investigación se inició a finales de 2010 a requerimiento de la Fiscalía de delitos de odio y discriminación de Barcelona a raíz de la celebración de un concierto de música neonazi que tuvo lugar en octubre en Sabadell de uno de los grupos neonazis más emblemáticos del Estado.

Aquel día, los Mossos, a requerimiento de la Fiscalía, desplegó un dispositivo policial para grabar íntegramente el desarrollo del concierto, así como para identificar a sus promotores y los integrantes del grupo.

Los investigadores analizaron el contenido de las letras de las canciones y pudieron determinar la existencia de un presunto delito de provocación al odio, la violencia y la discriminación.

Las investigaciones, bajo la tutela del Juzgado de Instrucción 2 de Sabadell, pudieron determinar que existía un canal de distribución de este tipo de música formado por un entramado de empresas, relacionadas entre sí, que estarían utilizando canales comerciales legítimos para llegar al público.

La distribución se hacía a nivel nacional e internacional y en todos los casos era música que incitaba a la violencia, promoviendo el odio contra una raza, colectivos inmigrantes y ciertas ideologías, así como defendía el antisemitismo, todo ello en un marco de adoctrinamiento nazi, informan las mismas fuentes.

Los Mossos se desplazaron el 8 de mayo a Madrid donde, en colaboración con la Policía Nacional, arrestaron a los presuntos responsables del canal de distribución neonazis y realizaron tres registros en las sedes de las empresas investigadas, donde incautaron abundante material neonazi.

Este material se distribuía en toda España, además de otros países europeos como Alemania y Francia, y Sudamérica; la operación continúa abierta y no se descartan nuevas detenciones.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies