Desmantelan una red de tráfico de drogas en la costa con seis detenidos, entre ellos un guardia civil

Actualizado 05/07/2007 17:43:13 CET

GRANADA, 5 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil ha desmantelado por completo una red dedicada al tráfico de hachís en la costa de Granada que se ha saldado con seis detenidos, entre ellos un agente de la Guardia Civil, que colaboraba con el resto de detenidos a los que facilitaba información confidencial para sus operaciones.

El equipo antidroga de la Comandancia de la Guardia Civil de Granada (EDOA) lleva trabajando en esta operación desde hace más de un año, tiempo en el que ha ido poniendo nombre a todos y cada uno de los integrantes de esta red, incluido el de un guardia civil.

Según informó el Instituto Armado en una nota remitida a Europa Press, éste facilitaba información de forma regular a esta organización tanto sobre el funcionamiento del SIVE, como sobre los movimientos de las distintas patrullas territoriales y de los controles que se montaban o se iban a montar, todo ello a cambio de una gran cantidad de dinero.

Los agentes del EDOA de esta Comandancia averiguaron que esta red organizada estaba preparando el transporte y alijo de 2.100 kilogramos de hachís desde Marruecos hasta una playa granadina, así como el lugar en donde guardarían la droga y su posterior distribución a distintos puntos de España utilizando para ello camiones de los detenidos.

Los cabecillas de esta red captaron a uno de los detenidos, que era depositario judicial, y facilitó a la organización la embarcación con la que estaba previsto transportar el hachís, también a cambio de una importante cantidad de dinero. La embarcación era una lancha neumática de unos 12 metros de eslora con capacidad suficiente para transportar las más de dos toneladas de hachís previstas.

Cuando la Guardia Civil tenía dispuesto todo el dispositivo necesario para abortar el alijo y detener a los narcotraficantes, los dos pilotos de la embarcación detectaron la presencia del dispositivo y huyeron mar adentro hacia las costas marroquíes. Aunque fueron perseguidos por un helicóptero del Servicio Aéreo del Cuerpo, no fue posible su interceptación.

Como quiera que este alijo les había fallado, la red desmantelada intentó transportar la droga desde Marruecos utilizando un camión al que le habían practicado un doble fondo. Fue entonces cuando la gendarmería marroquí detuvo a uno de los cabecillas de esta red con 111 kilos de hachís.

Tras esta detención, la Guardia Civil decidió proceder contra el resto de los integrantes de la red y detuvo a las seis personas relacionadas con ella: el otro cabecilla de esta red, A.J.R.T., de 35 años, que posee antecedentes por tráfico de droga; M.G.P., de 40 años; J.M.R.V., de 28 años; M.G.S., de 39 años; K.V.S., de 33 años, todos estos vecinos de Salobreña; y J.J.F.F., de 41 años de edad y domiciliado en Motril.

Los detenidos han sido puestos a disposición judicial como presuntos responsables de los delitos de asociación ilícita, que precisa de la unión de varias personas organizadas para la consecución de fines ilegales; de conspiración para delinquir para la ejecución de un delito contra la salud pública y contra la salud pública.

Además de por los delitos anteriores, el guardia civil ha sido puesto a disposición judicial como presunto responsable de un delito de revelación se secreto; y el que fuera depositario judicial de la embarcación ha sido imputado como presunto autor de un delito de malversación.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies