Detenidas 18 personas por defraudar a compañías de seguros

Actualizado 15/05/2013 17:44:29 CET

La Policía Nacional destapa una red, que ha estafado más de 2 millones de euros, tramitando siniestros de hogar ficticios

ZARAGOZA, 15 May. (EUROPA PRESS) -

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Zaragoza, en el marco de la Operación denominada 'Diluvio' a 18 personas, que formaban parte de una red organizada para defraudar grandes cantidades de dinero a distintas compañías de seguros, más de 2 millones de euros.

La investigación, que se remonta al pasado mes de diciembre, ha sido desarrollada por funcionarios de los Grupos de Delincuencia Económica y de Blanqueo, pertenecientes a la Brigada Provincial de Policía Judicial de la Jefatura Superior de Policía de Aragón.

En dicho mes, los letrados de cuatro empresas aseguradoras interpusieron una denuncia, en la que se daba cuenta de la presunta existencia de una red organizada, ideada principalmente por tres reconocidos peritos de seguros de la capital aragonesa, para de forma fraudulenta percibir a través de terceros --familiares y amigos-- la indemnización de siniestros ficticios en domicilios.

Para llevar a cabo la estafa, un familiar o allegado del perito aseguraba un domicilio, declarando posteriormente un siniestro inexistente en el mismo --inundación, incendio, granizo--. La aseguradora encargaba el peritaje a uno de los peritos implicados, y éste mismo realizaba el correspondiente informe pericial. En base a ello, se le abonaba directamente al asegurado en cuenta la cantidad correspondiente a la indemnización, según ha informado la Jefatura Superior de Policía de Aragón.

Los tres peritos imputados no son asalariados de ninguna de las aseguradoras, si bien, dado su renombre, son a los que más peritajes adjudicaban estas empresas.

Por otra parte, ellos mismos podían dar cuenta a la aseguradora de que habían tenido conocimiento de un siniestro, en realidad, inexistente, y se ofrecían para realizar el peritaje.

156 INFORMES FALSOS

En el transcurso de la investigación se han determinado como falsos informes periciales realizados. Se han analizado 156 informes periciales, todos ellos fraudulentos, al no corresponder los datos expuestos con la realidad ocurrida.

Se han observado en los mismos discordancias de varios tipos, por ejemplo, inexistencia de fenómenos meteorológicos, de riesgos asegurados y de personas participantes, tales como terceros perjudicados, bomberos, conserjes de fincas; duplicidad de pólizas para un mismo riesgo; informes prácticamente calcados para siniestros diferentes; narraciones inverosímiles con la realidad; uso de fotografías de los daños producidos repetidas en varios siniestros, entre otras cosas.

Por otra parte, en cuanto a las cuentas perceptoras de las indemnizaciones, los titulares de las mismas, tomadores a su vez de los seguros, han sido partícipes en la comisión del presunto delito de estafa y blanqueo de capitales, abriendo cuentas, facilitando datos, prestándose al engaño a la entidad aseguradora y participando activamente después en la ocultación del dinero, mediante su extracción en efectivo o con cuentas puente.

La Policía ha estimado que la estafa ha supuesto un fraude superior a los 2 millones de euros, además de las retribuciones percibidas por los peritos, en concepto de honorarios y gastos por la realización de los peritajes investigados, cantidad ya de por sí importante, pendiente de ser concretada por las propias aseguradoras.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies