Detenidas nueve personas por tráfico de drogas en A Coruña y su entorno

Material Incautado En La Operación Antidroga De A Coruña
POLICÍA/EUROPA PRESS
Actualizado 02/12/2011 19:22:52 CET

La Policía Nacional se ha incautado de estupefacientes por valor de dos millones de euros

A CORUÑA, 2 Dic. (EUROPA PRESS) -

Efectivos del Cuerpo Nacional de Policía han detenido a nueve personas en una operación antidroga, en la que se han incautado de cocaína y hachís que alcanzarían en el mercado un valor de dos millones de euros, según informa la Jefatura Superior de Policía de Galicia.

La operación, tutelada por el Juzgado de Instrucción número 2 de A Coruña, se ha desarrollado entre los días 14 y 28 de noviembre pasado, bajo el nombre de "Operación Sahel".

La Brigada Provincial de Policía Judicial, del Cuerpo Nacional de Policía, ha supervisado el operativo, en el que se ha desarticulado una organización criminal dedicada al tratamiento y corte, distribución de la cocaína, así como, al transporte y venta de hachís, en bellotas.

La operación ha durado ocho meses y se ha desarrollado en dos fases, en el que se ha detenido a 9 personas y se ha llevado a cabo diversos registros domiciliarios.

CABECILLA DE LA BANDA

El cabecilla de la organización era un hombre de 34 años, domiciliado en A Coruña, que poseía una casa zulo en la localidad coruñesa de Vilarmaior. Este lugar estaba dedicado al corte y tratamiento de la cocaína, encargándose una mujer, de 40 años de edad, de la guarda y custodia de los estupefacientes.

Esta organización criminal también se dedicaba a realizar transportes de hachís, en furgonetas preparadas con zulos para ocultar las drogas, viajes que realizaban hasta Madrid, para posteriormente trasladar las drogas a Galicia.

Fruto de las pesquisas de la investigación se pudo determinar que el cabecilla, junto con otras dos personas, se había desplazado hasta Madrid, en dos vehículos, para realizar un transporte de hachís hasta Galicia, en uno de los vehículos preparados, con doble fondo.

DISPOSITIVO POLICIAL

A mediados de noviembre, se estableció un dispositivo policial para la localización e interceptación del vehículo, en cuyo interior iba oculta la droga. La intervención se realizó en el municipio coruñés de Bergondo, con la incautación de más de ocho kilogramos de hachís, en bellotas, que se encontraban escondidas en un doble fondo de la furgoneta. En el operativo, la Policía detuvo al conductor, un coruñés de 31 años.

Posteriormente, el cerco policial se cerró sobre los principales investigados, el cabecilla y su lugarteniente, que, cuando iban a ser detenidos, se dieron a la fuga, en un vehículo de alta gama, tratando de atropellar a los policías en su huida.

Poco después, el cabecilla y una componente del grupo fueron detenidos cuando huían de la casa-zulo de Villarmaior con una importante cantidad de dinero encima.

En el posterior registro domiciliario practicado en el zulo se intervinieron más de 1.200 gramos de cocaína y otros 5 kilos de benzocaína, utilizada para la adulteración de la cocaína, así como éter etílico, una prensa hidráulica, y varios gatos hidráulicos, y una importante suma de dinero.

DISTRIBUCIÓN

En días posteriores, fue detenido uno de los distribuidores al por menor de los estupefacientes, vecino de Oseiro, un hombre de 33 años de edad. Meses antes, en una primera fase, se había detenido a otros cinco investigados, que se dedicaban a la guarda y distribución de hachís, en un chalet de lujo, localizado en A Corveira (Culleredo), muy próximo a A Coruña.

Según al Policía, este era el punto de distribución de los derivados cannabícos, donde se realizaban las transacciones entre el distribuidor y los intermediarios. En una de estas transacciones se detuvo a dos intermediarios, dos hombres de 31 años y 52 años, respectivamente, que en ese momento estaban realizando la entrega de más de un kilo de hachís, a dos vecinos de Viveiro (Lugo), deteniéndose a los cuatro.

En el posterior registro domiciliario practicado en A Corveira, tras la detención de su morador, de nacionalidad colombiana, de 24 años de edad, se intervino otro kilogramo de hachís.

Además, en varios de los registros domiciliarios efectuados, se han intervenido dos pistolas, una del calibre 9 milímetros y otra del calibre 6.35 milímetros, así como tres pistolas detonadoras, y varias cajas de munición. Los detenidos pasaron a disposición judicial con el ingreso en prisión de los principales cabecillas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies