Detenidas once personas en la segunda fase de la operación hecha en la Sierra contra la 'tele-coca'

Actualizado 09/02/2007 16:08:25 CET

CÁDIZ, 9 Feb. (EUROPA PRESS) -

Agentes de la Guardia Civil han detenido a once personas en las localidades de Villamartín y Bornos en la segunda fase del operativo montado en la Sierra de Cádiz contra el tráfico de drogas a pequeña escala por el método del 'tele-coca', consistente en que el consumidor solicita por teléfono sustancias estupefacientes que son entregadas en un sitio acordado.

Según informó a Europa Press el Instituto Armado en un comunicado, los agentes procedieron escalonadamente durante esta semana a la detención de estas once personas y su puesta disposición del titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número uno de Arcos de la Frontera, que instruye las diligencias previas, cómo presuntos autores de un delito contra la salud pública.

Los detenidos se dedicaban a vender la cocaína que les suministraban los cabecillas de la organización, tres integrantes de una misma familia que actualmente se encuentran en prisión por orden judicial, directamente a los consumidores en unos casos y en otros adulterando aún más la droga para obtener mas beneficios.

Hasta la fecha son 20 las personas detenidas como integrantes de esta red narcotraficante, en sus distintos grados de implicación, continuando las actuaciones bajo el secreto de sumario y no descartándose nuevas detenciones en las próximas fechas.

Este operativo se inició a principios del pasado mes de enero tras tener conocimiento agentes de la Guardia Civil de una red organizada dedicada a la venta de sustancias estupefacientes por el método de 'tele-coca' que operaba en las localidades de Villamartín y Bornos.

Ante esta situación la Guardia Civil estableció un dispositivo especial de vigilancia y control esporádico sobre dichas localidades, dando como resultado la interceptación en numerosas ocasiones de consumidores de droga a los que se les intervinieron pequeñas cantidades de cocaína, habiéndolas adquirido poniéndose en contacto telefónico con un vendedor que se la llevaba a un lugar previamente acordado.

Efectivos de la Guardia Civil de los puestos de Villamartín y Bornos, apoyados por agentes del Equipo de Policía Judicial de Arcos de la Frontera, tras obtener los correspondientes mandamientos judiciales de entrada procedieron a realizar un total de siete registros domiciliarios ubicados en las poblaciones de Bornos y Villamartín respectivamente.

Durante el transcurso de los mismos fueron incautados 100 gramos de cocaína, 250 gramos de marihuana, tres pastillas de éxtasis y varias cajas de una sustancia utilizada presuntamente para 'cortar' la cocaína, así como diverso material para la manipulación de la droga, entre ellos dos prensas metálicas construidas especialmente para prensar la cocaína, procediendo además a la intervención de tres turismos, ocho teléfonos móviles, 850 euros en metálico y un arma corta simulada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies