Detenido en Santander un joven de 16 años por agresión sexual a una mujer de 60 a la que asaltó en plena calle

 

Detenido en Santander un joven de 16 años por agresión sexual a una mujer de 60 a la que asaltó en plena calle

Actualizado 05/07/2007 12:05:03 CET

El implicado estaba tutelado en un centro de menores desde el 2006

SANTANDER, 5 Jul. (EUROPA PRESS) -

Efectivos de la Brigada de Seguridad Ciudadana de la Jefatura Superior de Cantabria detuvieron en la madrugada del pasado lunes, día 2 de julio, a un joven marroquí de 16 años, como presunto autor del robo y la violación sufrida por una mujer de 60 años de edad, a la que atacó a las tres de la madrugada en la calle Cuesta del Hospital, en Santander, cuando la víctima se dirigía a su domicilio.

Según la información facilitada hoy por la Jefatura de Policía, el detenido también robó a la agredida las joyas y el teléfono móvil que llevaba, y un policía le persiguió hasta la calle San José, arrestándole dentro del contenedor donde se escondió.

Como menor extranjero en desamparo, desde junio de 2006, el detenido estaba tutelado en un centro de menores del Gobierno de Cantabria. Ahora se encuentra internado en un centro de menores en Parayas.

Fue la ciudadanía la que alertó al 091 a las 3.15 horas del pasado lunes, porque una mujer estaba pidiendo ayuda en la calle Cuesta del Hospital.

Cuando llegó la dotación policial, un joven salió huyendo del lugar y una mujer, que estaba caída entre los coches, les gritó "me han violado y me han robado". La víctima fue inmediatamente trasladada al hospital de la Residencia Cantabria donde la trataron los servicios de urgencias y el forense de guardia.

SE ESCONDIÓ EN UN CONTENEDOR

Mientras un policía la atendía, el otro agente salió corriendo tras el agresor, persiguiéndole por las calles Juan de Herrera, Lealtad, Cubo, y Santa Clara, tras lo cual, finalmente le arrestó dentro de un contenedor de la calle San José, donde se escondió para eludir la detención.

Durante la huida, al presunto agresor se le fueron cayendo algunas de las joyas y efectos robados, pero se recuperó el dinero, el teléfono móvil, dos collares y una cadena de oro de la víctima.

Cuando le trasladaban a Jefatura, el detenido se golpeó contra el interior del coche y lo mismo hizo en los boxes del hospital Valdecilla. Después, el Servicio de Atención a la Familia (SAF) se hizo cargo del caso.

La victima, una mujer de 60 años, compareció a las diez de la mañana de ese mismo día en las dependencias del SAF, declarando que el agresor la sorprendió en la calle Cuesta del Hospital, la arrancó los collares que llevaba, la agarró por detrás y la tiró entre dos coches para después consumar la agresión sexual.

La mujer se resistió y gritó, desconociendo quien llamó a la Policía que se presentó en el lugar, momento en el que el agresor la soltó y salió corriendo. La víctima también reconoció las joyas que se habían recuperado y le hicieron entrega de las mismas.

Los policías del Servicio de Atención a la Familia identificaron al joven marroquí y comprobaron que es un menor en desamparo, residente en un centro del Gobierno de Cantabria desde junio de 2006.

Le trasladaron a Fiscalía, donde prestó declaración, y después quedó ingresado en un centro de menores en Parayas. Al margen de la actuación judicial, en la Brigada de Extranjería se realizan los trámites pertinentes para repatriarle a su país.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies