Detenidos en Castellón cinco integrantes de una banda que robaba en viviendas habitadas

Actualizado 04/03/2011 20:10:51 CET

CASTELLÓN, 4 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil ha detenido a cinco personas de origen español y sudamericano en el marco de la 'Operación Bakana', iniciada para localizar una banda organizada dedicada a los robos con violencia e intimidación en el interior de viviendas ocurridos en la provincia de Castellón, según ha informado la Benemérita en un comunicado.

Dicha operación, llevada a cabo por agentes de la Guardia Civil de Vinaroz (Castellón), comenzó tras la comisión en dicha localidad de un robo con violencia e intimidación en una vivienda, con sus propietarios dentro, en el que los presuntos autores utilizaron un arma de fuego y otra blanca.

Tras la identificación de los componentes de la banda organizada, en una primera fase de explotación realizada el pasado día 26 de febrero, la Guardia Civil procedió a detener a dos hombres y una mujer vecinos de Vinaroz, D.A.F.L., de 23 años; A.C.E., de 21 años; y J.A.H., de 28 años, de nacionalidad colombiana y ecuatoriana, cuando se disponían, presuntamente, a perpetrar un delito de robo con violencia e intimidación en el interior de una vivienda que se encontraba habitada en ese momento.

Tras las detenciones, la Guardia Civil realizó una entrada y registro en el domicilio de dos de los detenidos, pareja sentimental, donde intervino numerosos efectos procedentes de la comisión de diversos delitos contra el patrimonio.

Posteriormente, en una segunda fase de la mencionada operación realizada en la mañana de este jueves, se procedió a detener al ciudadano español A.S.C.A., de 44 años, y al ciudadano colombiano J.M.P.H., de 33 años, cuando pretendían, presuntamente, extorsionar a un empresario madrileño para saldar una deuda que ascendía a mas de 200.000 euros, para lo que usaron la violencia y la intimidación, hecho frustrado gracias a la intervención de la Guardia Civil.

La Guardia Civil les ha imputado un delito contra la salud pública y un delito de hurto mediante engaño cometido en Madrid en el que, haciéndose pasar por empleados de butano, supuestamente robaron varios efectos del interior de una vivienda.

La Guardia Civil no descarta nuevas detenciones en las provincias de Castellón y Madrid. Los detenidos ya han pasado a disposición de la autoridad judicial.