Detenidos en Ibiza dos capitostes de la mafia napolitana dedicados a robar relojes de gran lujo en la isla

Actualizado 06/07/2015 10:34:11 CET

PALMA DE MALLORCA, 25 Ago. (EUROPA PRESS) - -

Agentes de la Policía Nacional, con la colaboración de agentes de la Polizia di Stato italiana desplazados a las Islas Baleares, han detenido en Ibiza a dos capitostes de la mafia napolitana dedicados a robar relojes de gran lujo en la isla.

Se trata de dos dirigentes del Clan Giuliano de Nápoles, quienes, junto a otras tres personas también detenidas, formaban una red para robar y enviar a Italia relojes de más de 10.000 euros. La infraestructura criminal había sido preparada desde el mes de mayo y contaba con varios pisos de seguridad, motocicletas y otro vehículo de apoyo.

Los principales investigados, un hombre y una mujer, alquilaron un piso en la 'milla de oro' ibicenca, desde donde tenían un control inmejorable de toda la zona de mayor lujo de la capital de la isla, así como excelentes vías de acceso y huida.

La pareja frecuentaba locales de lujo y el puerto deportivo y se dedicaban a observar quienes podían ser "víctimas potenciales", tanto por los relojes que portaban, como por otras variables. Una vez seleccionado su objetivo, comprobado el reloj que poseía y que el mismo podía ser vendido en Italia, comenzaba la fase de vigilancia, según ha informado la Policía Nacional en un comunicado.

EXPERTOS EN CONDUCCIÓN EVASIVA

Así, los detenidos controlaban las horas de llegada, salida y las principales rutinas que seguían las víctimas para hallar el mejor momento para la sustracción de la pieza. Una vez decidido el lugar óptimo para el golpe, le comunicaban toda la información al equipo ejecutor: tres compatriotas italianos expertos en robos y conducción evasiva llegados a la isla para perpetrar los crímenes.

De estos tres individuos, uno era el experto en la sustracción del reloj y los otros dos lo eran en técnicas de conducción evasiva en turismo o motocicleta--(vehículos que escondían en un garaje de la zona y únicamente usaban para los golpes--. Una vez realizado el asalto se ocultaban en uno de los dos pisos de seguridad que tenían alquilados.

Para sacar los relojes de la isla hacían uso de terceras personas que permanecían alojadas en hoteles como turistas y cuya finalidad era únicamente transportar de regreso a Nápoles lo robado.

La operación, desarrollada por agentes de la Brigada Central de Crimen Organizado de la Comisaría General de Policía Judicial y de la UDYCO de la comisaría de Ibiza, ha culminado con la detención de los cinco componentes del grupo en Ibiza.

En los dos registros domiciliarios practicados, los agentes se han incautado de dos relojes valorados en 10.000 y 12.500 euros, de unos 8.000 euros en efectivo, además de las dos motocicletas y el vehículo de apoyo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies