Detienen en Alicante a cinco personas acusadas de prostituir a mujeres durante 16 horas al día a cambio de comida

Actualizado 13/07/2012 16:25:06 CET

ALICANTE, 13 Jul. (EUROPA PRESS) -

Agentes de la Policía Nacional de Alicante han detenido a cinco personas como presuntos integrantes de un grupo criminal organizado dedicado a la explotación sexual de mujeres procedentes de Europa del Este, principalmente de Bulgaria, a las cuales hacían a vivir en condiciones de "semiesclavitud" y las obligaban a prostituirse hasta 16 horas diarias a cambio de comida, según ha informado en un comunicado la Comisaría Provincial.

La supuesta banda estaba asentada en la comarca alicantina de la Vega Baja, al sur de la provincia, si bien tenía conexiones con otras ciudades españolas.

Las investigaciones desarrolladas por la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras (Ucrif) de Alicante han permitido constatar que este grupo, que operaba desde 2007, compraba a sus víctimas a otras organizaciones similares de Bulgaria o las reclutaban mediante promesas de trabajo en España, "aprovechando las penurias económicas" en las que se encontraban algunas de ellas o sus familias.

Según el relato de los agentes, estas mujeres vivían en condiciones de "semiesclavitud", eran obligadas a prostituirse dieciséis horas diarias a cambio de comida, y entregaban todo el dinero obtenido por los "servicios sexuales" a los presuntos proxenetas.

Igualmente, eran amenazadas y agredidas física y sexualmente por miembros de la organización ahora desmantelada, con el objetivo de ejercer una "mayor presión" sobre ellas y obtener de esa forma mayores beneficios económicos de su actividad.

Fruto de la operación policial, han sido detenidas cinco personas de nacionalidad búlgara, tres hombres y dos mujeres, acusados de ser los supuestos integrantes de este grupo criminal, que disponía de una estructura organizada y un específico reparto de tareas, tal y como ha explicado la Policía Nacional.

INCOMUNICADAS

De este modo, la Comisaría alicantina ha indicado que entre los ahora arrestados se encuentra el principal responsable de la organización, dos de sus lugartenientes y dos prostitutas, las cuales, "siendo también explotadas sexualmente, realizaban además funciones de vigilancia y control sobre otras compañeras", que eran explotadas en condiciones de "semiesclavitud, sin posibilidad de salir a la calle solas ni comunicarse entre ellas".

Los presuntos proxenetas reclutaban a las mujeres en Bulgaria, prometiéndoles un "trabajo digno" en España, por lo que una vez llegadas a su destino, les retiraban toda la documentación y las obligaban a prostituirse durante 16 horas diarias, bien en 'clubes' o en la vía pública.

Por otra parte, algunas de las mujeres prostituidas habían sido compradas por miembros de esta organización a otros grupos criminales búlgaros. Todo el dinero obtenido por los "servicios sexuales" de las mujeres era recaudado por la organización, dándoles únicamente dinero para comida y tabaco.

La Comisaría de Alicante ha subrayado que la investigación continúa abierta, por lo que no se descartan nuevas detenciones, mientras que los arrestados han sido puestos a disposición del juzgado de instrucción de guardia de la localidad alicantina de Torrevieja.