Detienen a los ocho activistas encadenados en las obras del plan Porta Barcelona de Esplugues de Llobregat

 

Detienen a los ocho activistas encadenados en las obras del plan Porta Barcelona de Esplugues de Llobregat

Actualizado 20/05/2008 14:29:20 CET

BARCELONA, 20 May. (EUROPA PRESS) -

Los Mossos d'Esquadra detuvieron hoy a los ocho activistas que se encadenaron esta mañana, cuatro de ellos a dos bidones de cemento y cuatro a excavadoras, en la zona donde se están llevando a cabo las obras del plan Caufec-Porta Barcelona de Esplugues de Llobregat para tratar de evitar el paso de los camiones y paralizar la construcción.

La detención, por los delitos de desorden público y desobediencia a los agentes de la autoridad, se produjo después de que los agentes les desataran. Un portavoz de la plataforma popular contra el plan Caufec explicó a Europa Press que los cuatro que estaban encadenados a bidones de cemento fueron sacados de forma "violenta" y "sin usar herramientas", aunque los Mossos negaron estas afirmaciones y dijeron que en ningún momento se les trató de hacer daño.

Los manifestantes tenían previsto permanecer encadenados hasta el sábado, cuando está convocada una manifestación en la plaza del Ayuntamiento de la ciudad. Cuatro jóvenes ya se encadenaron ayer a dos bidones de cemento en dos entradas del recinto para protestar contra este plan y evitar el paso de camiones. Los Mossos d'Esquadra los desalojaron después de seis horas de acción reivindicativa y les detuvieron también por un delito de desorden público y desobediencia a los agentes de la autoridad.

Según informó a Europa Press otro portavoz, su objetivo es parar las máquinas y protestar contra un plan que consideran fruto de la "especulación". Además, criticó que no se haya hecho un proceso participativo sobre el proyecto con los vecinos del barrio de Finestrelles, donde se están llevando a cabo las obras desde el 2 de agosto.

Según explicó, el plan es un "atentado ecológico" porque, al estar las obras tan cerca del parque de Collserola, están destruyendo una "zona de transición" entre la ciudad y el área natural, lo que hace que "aumente la presión sobre el parque".

El plan Porta Barcelona, promovido por la inmobiliaria Sacresa, prevé la construcción de más de 700 viviendas, dos torres de oficinas y un centro comercial en dos ámbitos: Finestrelles Norte (en la montaña de Sant Pere Màrtir y junto al Hospital de Sant Joan de Déu) y Finestrelles Sur (junto a la carretera de Laureà Miró y en la zona limítrofe con L'Hospitalet de Llobregat). Para hacerlo posible, la inmobiliaria Sacresa soterrará 31 torres eléctricas de alta tensión que hay en la zona.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies