Diez detenidos tras la desarticulación de una red de distribución de droga en la provincia de Toledo

Actualizado 04/12/2009 11:45:12 CET

TOLEDO, 4 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil ha desarticulado una red de distribución de drogas en la provincia de Toledo, dentro de una operación denominada "Vicon", que ha finalizado con la detención de 10 personas --nueve de ellas españolas y una marroquí--, cuatro de las cuales se encuentran en prisión, y la incautación de más de 300 pastillas de éxtasis, 800 gramos de hachís y más de 100 gramos de marihuana.

Así lo avanzó hoy, en rueda de prensa, el subdelegado del Gobierno en la provincia, Francisco Javier Corrochano, quien detalló que la operación, que se inició el pasado mes de septiembre, ha corrido a cargo de agentes del Puesto Principal de la Guardia Civil de Illescas, que descubrieron que una persona podía estar vendiendo droga en la localidad citada.

Tras las primeras investigaciones se confirmó que una red organizada estaba introduciendo hachís en los pueblos de la zona norte de Toledo así como en el sur de Madrid. Los investigadores de la Guardia Civil se centraron en descubrir tanto la procedencia de la droga como todos los distribuidores y así desarticular en su totalidad la presunta red.

Desde el principio los investigadores se dieron cuenta que los delincuentes establecían numerosas medidas para no ser descubiertos lo que hacía más difícil y más delicada la operación, según indicó Corrochano, que avanzó que el valor de la droga incautada podría alcanzar los 15.000 euros.

COMO "MULEROS"

La Guardia Civil descubrió que la droga la introducían en Toledo cuatro integrantes de la red que se trasladaban a menudo al sur de la península para comprar la droga y transportarla por el método conocido como "muleros". Cortaban la droga en trozos del tamaño de una bellota y tras envolverla en plástico la ingerían para trasladarla en el interior de su organismo.

Posteriormente, en la provincia de Toledo, esa droga era tratada y preparada en dosis para su venta al consumidor. Con varias ramificaciones y cuatro puntos distintos de distribución ubicados en Illescas, Leganés (Madrid) y Casarrubios del Monte, el hachís era finalmente vendido a los consumidores de esas localidades y en el resto de municipios del norte de Toledo. La red también distribuía en localidades del sur de la provincia de Madrid.

Corrochano señaló que los diez 10 detenidos fueron puestos a disposición judicial como presuntos autores de delito continuado contra la salud pública (tráfico de drogas). La última detención se produjo el pasado 1 de diciembre. La edad de los detenidos, que son todos varones, oscila entre los 25 a 34 años.

Respecto a la droga, se incautaron concretamente 300 pastillas de éxtasis, 883 gramos de hachís en forma de bellotas,

1.845 euros en metálico, cuatro básculas de precisión electrónicas,

130 dosis de cocaína, 107 dosis de marihuana, 13 teléfonos móviles y un turismo.

Con esta operación se ha conseguido desarticular totalmente una red que introducía hachís en la provincia de Toledo, se han detenido a los suministradores, distribuidores y vendedores de la red y se han incautado dosis de hachís, marihuana y cocaína así como el material que era utilizado por los miembros para el transporte y la venta de droga.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies