Dos camiones de leche arden "por causas desconocidas" en La Coruña e incendian un autobús en Vilanova (Pontevedra)

Actualizado 18/09/2008 16:40:05 CET

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 18 Sep. (EUROPA PRESS) -

Dos camiones de leche ardieron durante esta madrugada en la localidad coruñesa de Melide, mientras que, casi a la misma hora, un autobús fue incendiado en el municipio pontevedrés de Vilanova de Arousa.

Según informaron a Europa Press fuentes del Servizo de Emerxencias-112, a la 1.36 horas recibieron un aviso de que un camión estaba ardiendo al lado de una granja de leche en el lugar de San Cosme. Por lo tanto, al lugar se desplazó la Guardia Civil de A Coruña, los Bomberos de Arzúa y Protección Civil de Melide.

Uno de los dos camiones en llamas perdió su cabina debido a las llamas, mientras que el otro "todavía podría salvarse" ya que, según apuntaron, parece que el fuego se inició debido a un cortocircuito en uno de los vehículos y se propagó hasta el aparcado a su lado.

Al respecto, en declaraciones a Europa Press, fuentes de Protección Civil de Melide explicaron que el incendio del camión "podría deberse a un cortocircuito", aunque matizaron que "es un poco raro", puesto que "llevaba seis horas aparcado". De momento, las causas del incendio se desconocen.

A pesar de que los efectivos desplazados al lugar consiguieron controlar el incendio media hora después de su inicio, a las 2.07 horas, minutos después tuvo que presentarse una ambulancia asistencial con el fin de trasladar al dueño de los camiones al centro de salud con una intoxicación por humo. No obstante, su estado no reviste gravedad.

INCENDIO EN VILANOVA

Por otra parte, a las 2.09 horas, un autobús comenzó a arder en la carretera PO-307, a la altura del término municipal de Vilanova de Arousa; según informó al Servizo de Emerxencias-112 la llamada de un particular.

Al lugar se desplazaron los Bomberos de O Salnés, la Guardia Civil y Protección Civil del municipio pontevedrés aunque el guardián "ya había conseguido apagar el fuego con un extintor", según indicó este último cuerpo a Europa Press.

Además, aseguraron que "se veían indicios que el incendio fue intencionado", puesto que encontraron "un trapo con gasolina debajo". La actuación del vigilante favoreció que "ardiera poco", puesto que sólo se vio afectada la parte lateral izquierda del autobús, así como parte de los bajos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies