Ecologistas anuncian que el 'Barge 408' está atravesado frente al 'New Flame' para iniciar las labores de corte

Actualizado 22/01/2008 14:06:59 CET

ALGECIRAS (CÁDIZ), 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

Verdemar Ecologistas en Acción anunció hoy que el remolcador 'Barge 408' ya está "anclado y en cruz" en la zona del 'New Flame' para iniciar las labores de corte del chatarrero mediante una cadena de sierra, por lo que reclamó que se "extremen las precauciones de vigilancia" porque "ahora sí hay un alto riesgo de vertidos" tanto de combustible como de chatarra.

El portavoz del colectivo, Antonio Muñoz, explicó a Europa Press que en estos momentos, además del 'Barge 408' -- de 'Titan Salvage', la empresa contratada para llevar a cabo el salvamento del buque-- se encuentran en las inmediaciones del 'New Flame' el 'Warrior', el 'Union Beaver', el 'Mistral' y un barco nuevo, el 'Elsbeth'.

Según explicó la propia 'Titan Salvage', el barco será seccionado con una cadena pesada que se manejará por dos tensores --capaces de ejercer 300 toneladas de fuerza de tracción-- desde la cubierta del 'Barge 408'. Asimismo, precisó que las labores estarán apoyadas por un equipo de buceadores.

En cuanto al calendario previsto, la barcaza 408 efectuaría la operación de corte siete días después de su colocación, en los que se acometería la eliminación de posibles obstáculos y señaló que las tareas de reflote de la popa se prolongarían durante unos tres días, requerirían dos días para estabilizar la sección de popa y atracarla en el lugar de anclaje autorizado.

Además, 'Titan Salvage' no descartó la posibilidad de que se produzcan "pequeñas fugas de hidrocarburos" durante los trabajos de corte mediante los tensores y aclaró que, en ese caso, cuenta con "dispersantes" y "un complejo sistema de recogida y bombero" que se encuentra a bordo del 'Union Beaver'.

En este sentido, el portavoz de Verdemar Ecologistas en Acción hizo un llamamiento al 'Clara Campoamor', al 'Mistra Bay', a los barcos 'Salvamar' y al 'Miguel de Cervantes' que "extremen las precauciones de vigilancia desde este momento" porque "ahora existe un alto riesgo de vertidos", tanto de hidrocarburos como de las 42.000 toneladas de chatarra que contiene el 'New Flame' "cuya naturaleza aún no ha sido desvelada".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies