Una enfermera del Hospital Comarcal de Melilla es supuestamente abofeteada por un familiar de un recién fallecido

 

Una enfermera del Hospital Comarcal de Melilla es supuestamente abofeteada por un familiar de un recién fallecido

Actualizado 20/05/2008 16:35:19 CET

MELILLA, 20 May. (EUROPA PRES) -

Una enfermera del Hospital Comarcal de Melilla fue abofeteada supuestamente por el familiar de un paciente que falleció la noche anterior en dicho centro hospitalario, después de que protagonizaran un rifirrafe tras producirse la muerte, según informaron hoy a Europa Press fuentes sanitarias.

Esta es la segunda agresión que se registra en una semana en la que se ven involucrados familiares de fallecidos después de que se suprimiera la sala de espera de la planta de Medicina Interna, donde los familiares deben esperar "largos tiempos" en los pasillos la llegada de los facultativos para certificar las muertes.

La ATS fue "abofeteada" por presuntamente por el familiar del fallecido después de haber mantenido un rifirrafe el día anterior tras la muerte de un ser querido. Así, cuando se dirigió a recoger el certificado de defunción, fue a buscar a la enfermera y la agredió.

El Instituto de Gestión Sanitaria (Ingesa), organismo del Gobierno central del que depende la Sanidad en Melilla, admitió que existió la agresión física y subrayó que la profesional de la sanidad "está afectada emocionalmente", hasta el punto que está de baja.

El organismo que dirige Augusto Hoyo Lao aseguró que, nada más tener conocimiento del caso, puso en marcha el protocolo previsto para este tipo de casos, como ha sido facilitar a la víctima asistencia jurídica y sanitaria.

Su portavoz subrayó que el Ingesa "no va tolerar agresiones físicas y verbales a sus profesionales" y recordó que los usuarios del hospital y de los centros de salud tienen a su disposición las unidades de atención al paciente para expresar sus quejas o trasladar sus sugerencias, sin necesidad de llegar a estos extremos violentos.

Por último, lamentó y condenó la agresión sufrida por la enfermera en el ejercicio de su profesión.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies