La explosión mortal de gas de Santa Coloma de Gramenet (Barcelona) se produjo por el "pequeño" diámetro de la tubería

Actualizado 05/01/2007 15:34:44 CET

BARCELONA, 5 Ene. (EUROPA PRESS) -

La explosión de gas de Santa Coloma de Gramenet (Barcelona) que provocó la muerte de dos personas en enero del año pasado se produjo por el "pequeño" diámetro de la tubería de gas, según apunta el informe pericial encargado por el juzgado de Santa Coloma que instruye el caso, que contradice las hipótesis iniciales de la deflagración.

En un principio, los investigadores atribuían la causa de la explosión, que tuvo lugar ante el número 66 de la Rambla Fondo de la población, a un escape en la tubería de agua en una arqueta de distribución.

No obstante, según explicó en declaraciones a Europa Press el portavoz de la plataforma de afectados, Ángel Moratilla, el último informe pericial "constata que la explosión se produjo porque la tubería no tenía el grosor reglamentario".

"En el lugar de la explosión la tubería tenía entre 1,2 y 1,5 milímetros, en lugar de 6", indicó, y añadió que "la tubería era defectuosa de fabricación", por lo que la explosión no se produjo por una "acumulación de agua" u otros "efectos ambientales".

La Policía entregó hace semanas al Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Santa Coloma el informe que determina quién fabricó e instaló la tubería, aunque la compañía Gas Natural, responsable de la instalación de gas de la Rambla Fondo, negó que el origen de la explosión sea un "defecto de fabricación".

"El origen se debe a un efecto externo y no a un defecto de fabricación", señalaron las mismas fuentes, que argumentaron que el pequeño grosor de la cañería donde se produjo la explosión estaría provocado por algún "factor externo".

Además, insistieron en que el último informe encargado por el juzgado "no es concluyente" y recordaron que la "investigación sigue abierta", por lo que todavía "no se pueden sacar conclusiones".