Familiares acuden a los mossos en Olot (Girona) para aportar datos sobre la muerte de otros ancianos

Actualizado 21/10/2010 0:24:35 CET

GIRONA, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

Varios familiares de ancianos que han estado ingresados en el geriátrico de Olot (Girona), donde trabajaba el celador detenido por el asesinato de una anciana, han acudido a los Mossos d'Esquadra para aportar datos sobre la muerte de sus allegados para que investiguen si en algún caso pudo haber algo más que una muerte natural.

Han acudido a la policía catalana tras conocerse la noticia de que a este celador, Joan V.D., que llevaba unos cinco años trabajando en el centro, se le relaciona con la muerte de dos ancianas de 85 y 87 años y que no se descartan más casos.

Los Mossos d'Esquadra recomiendan a todas las personas que hayan tenido algún familiar en el geriátrico que si creen que hay alguna circunstancia sospechosa en torno a su muerte, que acudan a ellos, ya que piensan investigar a fondo todos los casos, aunque no han hecho ningún llamamiento a la ciudadanía para que colabore.

Joan V.D. habría confesado a los Mossos estar detrás de otras muertes en el geriátrico La Caritat, que se habían certificado como fallecimientos por causas naturales, y que introdujo líquido corrosivo en la boca de la paciente.

Según fuentes policiales, en caso de que se confirmen estas muertes como no naturales, y el juez lo considere oportuno, no se descarta la exhumación de los cadáveres.

El detenido está previsto que pase mañana a primera hora a disposición judicial.