Finalizan los registro en las dos viviendas de Bilbao sin localizar al presunto miembro de ETA

Actualizado 05/01/2007 1:31:39 CET

BILBAO, 5 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Ertzaintza dio por finalizados esta medianoche los registros que estaba practicando en dos viviendas de Bilbao en busca de un presunto miembro de ETA supuestamente relacionado con el hallazgo esta mañana en Atxondo (Vizcaya) de un artefacto explosivo de casi 100 kilos de peso.

La decena de ertzainas que desde las ocho de la tarde registran una vivienda ubicada en el número 11 de la calle Zamakola de Bilbao abandonaron la misma a las 22.15 horas portando dos cajas de cartón, en una de las cuales llevaban un ordenador. Esta vivienda es el lugar donde residía un presunto miembro de ETA supuestamente relacionado con el hallazgo en Atxondo (Vizcaya) de un artefacto explosivo. El huido, que responde a la identidad Asier L., habría llevado el turismo Rover que fue encontrado en las inmediaciones de la bomba y que tenía restos de un componente químico utilizado en la fabricación de explosivos, así como placas de matrícula falsificadas en su maletero.

En torno a la medianoche los agentes de la Ertzaintza abandonaban otra vivienda ubicada en el casco viejo de Bilbao que, al parecer, es la casa de un familiar del huido. En esta ocasión, los efectivos de la policía autonómica vasca salieron portando una caja, que depositaron en un coche camuflado que esperaba en la puerta junto a otro vehículo y un coche patrulla.

El Rover localizado en Atxondo pertenecería a un allegado de la persona que la Ertzaintza busca, según informaron fuentes de la investigación a Europa Press.

Las primeras indagaciones de la Policía autónoma apuntan a que el automóvil y el artefacto hoy localizados habrían sido abandonados por el mismo comando de ETA que preparó el zulo encontrado en Amorebieta el pasado diciembre.

Interior explicó que en el zulo fueron encontrados en su momento diversos elementos comunes con el hallazgo de hoy, como la propia tapa del artefacto explosivo.

El vehículo fue retirado a dependencias de la Ertzaintza para realizar diferentes análisis a cargo de los especialistas de la Policía con el fin de realizar las investigaciones correspondientes para tratar de identificar a los miembros del comando y proceder a su detención.