El fiscal pide 9 años de prisión para un hombre acusado de intentar tirar por la ventana a su compañera sentimental en Castellón

 

El fiscal pide 9 años de prisión para un hombre acusado de intentar tirar por la ventana a su compañera sentimental en Castellón

Actualizado 06/02/2006 15:35:18 CET

CASTELLÓN, 6 Feb. (EUROPA PRESS) -

El fiscal solicita una pena de nueve años de prisión para un hombre, J.C.M.D., acusado de un homicidio en grado de tentativa tras considerar que el mismo, presuntamente, intentó tirar por la venta a su compañera sentimental tras agredirla. Así mismo, demanda la prohibición del procesado de acercarse a la víctima por un periodo de 10 años. La acusación particular eleva la pena de cárcel a 11 años, mientras que la defensa del procesado pide la libre absolución.

En el juicio que se inició hoy en la sección segunda de la Audiencia de Castellón el acusado tan sólo reconoció las agresiones "como consecuencia de un arrebato", aunque negó que tuviese intenciones de tirar a la víctima por la ventana. La mujer, por su parte, declaró que estaba convencida de que su compañero quería matarla.

Según el escrito de conclusiones del Ministerio Fiscal, los hechos se produjeron el 30 de abril de 2005, cuando J.C.M.D., que se encuentra en prisión provisional por esta causa desde el día del suceso, se encontraba durmiendo en una habitación del Hostal 'Ventura' de Castellón, donde residía desde hacía tres semanas con su compañera sentimental, M.G.G.

Sobre las 16.00 horas, la mujer llegó a la habitación y, tras despertar al acusado para avisarle que iba a por unos bocadillos, abandonó el hostal, al que regresó poco después. En ese momento, el procesado comenzó a insultarla y a amenazarla, diciéndole que era una "hija de puta" y que le iba a dar una paliza, a la vez que le exigía la entrega del dinero que ella había ganado con su trabajo.

El Ministerio Fiscal continúa indicando que como M.G.G. le dijo que no tenía dinero, el acusado comenzó a propinarle puñetazos y golpes por todo el cuerpo, la tiró al suelo y la pataleó con las botas que calzaba. Posteriormente, la arrastró por la habitación y, tras gritarle "te voy a tirar por la venta", la cogió, la golpeó de forma repetida y la empujó hacia la ventana "con la intención de acabar con su vida".

Ante tal situación, el fiscal señala que la víctima apoyó sus piernas y sus brazos sobre la pared mientras empujaba hacia dentro de la habitación, mientras que su compañero proyectaba su fuerza contra ella.

Alertado por los gritos, un cliente del hostal llamó a la habitación y, tras abrir la puerta, el procesado le amenazó con pegarle si no se marchaba. Al poco tiempo, la Policía Local se personó en el lugar de los hechos, donde detuvo al hombre y atendió a la víctima del estado de shock en que se encontraba.

Como consecuencia de los hechos, según dicho escrito, la mujer sufrió erosiones y excoriaciones lineales múltiples en varias partes del cuerpo, así como numerosos hematomas, lesiones por las que precisó tratamiento médico.

Durante su declaración, el acusado afirmó que el día de los hechos inició una discusión con su compañera después de que ésta comenzase a insultarle porque no había ido a almorzar al lugar donde ella trabajaba. Según dijo, ella volvió al hostal a la media hora "de malas maneras" y le lanzó un bocadillo a la cara.

Aunque reconoció que le propinó varios golpes y que pudo decirle "en caliente" que la iba a tirar por la ventana y a matarla, aseguró que nunca tuvo intención de hacerlo, pues, según explicó, "todo fue fruto de un arrebato". Así mismo, señaló que en aquellos momentos estaba de baja debido a una depresión y a un brote de estrés sicopático.

Por su parte, la víctima que declaró mediante videoconferencia "por el miedo que tenía de encontrarse con el procesado", corroboró la versión del fiscal e indicó que el acusado ya la había agredido en cuatro o cinco ocasiones anteriormente y aseguró que la discusión se inició porque su compañero le reclamó que le pidiera dinero adelantado a su jefe "para sus vicios".

La presidenta del tribunal, a petición del fiscal, decidió suspender el juicio con el objeto de que se realice un informe sobre el actual estado físico y psicológico de la víctima y poder comprobar si todavía le quedan secuelas de los hechos a fin de establecer si se debe añadir un presunto delito de lesiones y de establecer las indemnizaciones correspondientes.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies