Un guardia civil en estado grave tras ser agredido por conductor en un control de tráfico

Actualizado 12/11/2011 15:08:54 CET

MOTRIL (GRANADA), 12 Nov. (EUROPA PRESS) -

Un agente de la Guardia Civil de Tráfico ha sido agredido este viernes en la travesía de Torrenueva en Motril (Granada), cuando detuvo un vehículo para advertirle al conductor de un problema en las luces, y por el momento continúa en estado grave en el Hospital de Traumatología de Granada.

Así las cosas, el presunto agresor fue detenido este viernes y puesto a disposición judicial acusado de provocar graves lesiones al agente, según precisaron a Europa Press fuentes de la investigación.

El ahora detenido propinó un puñetazo al agente mientras éste le advertía, en un control rutinario de carretera en el N-340, de que tenía una bombilla de un faro fundida. Como consecuencia de la agresión el guardia civil cayó de espalda y se golpeó la cabeza, lo que le provocó una fractura craneal y una hemorragia interna, y quedó inconsciente.

Entretanto, el otro agente que estaba presente en el control también recibió amenazas por parte del conductor que iba a ser sancionado cuando acudió a socorrer a su compañero. Además, un agente fuera de servicio colaboró en la detención del presunto agresor.