La Guardia Civil halló en el chalé de Pioz ADN de Patrick, quien mató primero a Janaina y los dos niños

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

La Guardia Civil halló en el chalé de Pioz ADN de Patrick, quien mató primero a Janaina y los dos niños

Guadalajara
CAPTURA DE PANTALLA DEL FACEBOOK JANAINA DINIZ DIN
Actualizado 05/10/2016 20:48:09 CET

España aguarda a su detención después de que el joven, que tuvo conflictos en su convivencia en Torrejón con Marcos y su familia, se declarara inocente en Brasil

MADRID, 5 Oct. (EUROPA PRESS) -

Los restos de ADN de Francois Patrick Nogueira hallados en el chalé de la urbanización La Arboleda de Pioz (Guadalajara) delataron su presencia en la escena del crimen y llevaron a los investigadores de la Guardia Civil a seguir su rastro como principal sospechoso del crimen de su tío, Marcos Campos, y del resto de su familia, según han informado a Europa Press fuentes de la investigación.

La pista principal que puso a la Guardia Civil tras los pasos de Patrick, un joven de 19 años con antecedentes en Brasil, donde trató de matar a puñaladas a un profesor, fue el hallazgo de restos biológicos en la casa de Pioz donde presuntamente descuartizó a Marcos y a su mujer Janaina, matando también a sus dos hijos de uno y cuatro años.

El jefe del grupo de Delincuencia Especializada de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil, el comandante Reina, ha explicado desde la Comandancia de Guadalajara que Marcos, Janaina y sus dos hijos de tres y un años "pudieron morir desangrados" y de manera "secuencial". Además, ha descartado que se pueda hablar aún de un móvil pasional, al estar Patrick presuntamente obsesionado con Janaina.

Fuentes de la investigación han detallado que el presunto asesino mató primero a Janaina, y luego hizo lo propio con los dos menores. La reconstrucción del crimen sitúa a Marcos fuera del hogar, donde fue abordado a su vuelta por su sobrino, quien acabaría también con la vida de su tío. Alertados por los vecinos, la Guardia Civil halló los cuatro cadáveres el 17 de septiembre, aunque consideran que llevarían un mes muertos y escondidos en bolsas en el interior del chalé.

Patrick, un chico violento, narcisista y sin apego a la vida humana, según el perfil psicótico descrito por el comandante Reina, permaneció toda la noche del crimen en el interior del chalé la noche de los hechos. Su intención fue borrar todo rastro de su vinculación con el cuádruple asesinato.

La Guardia Civil emitió la orden internacional de busca y captura contra Patrick el 22 de septiembre, cinco días después de hallar los cadáveres, pero este joven consiguió escapar de la Justicia española cambiando un billete de avión -con fecha de 16 de noviembre-- para volar precipitadamente a Brasil, lo que haría el 20 de septiembre, dos días antes de la alerta que lo situaba como principal sospechoso.

CONVIVENCIA CONFLICTIVA EN TORREJÓN

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha pedido este miércoles colaboración a las autoridades brasileñas para que cumplan con la orden de detención. Medios brasileños han informado de que Patrick declaró ante las autoridades de su país el pasado viernes, quedando en libertad sin cargos. El joven, que dejó España sin contactar con las autoridades de este país, habría aceptado dejar a la policía brasileña muestras de sangre para que sean cotejadas con los restos hallados en el chalé de Guadalajara.

También en declaraciones a medios brasileños, el padre de Janaina, Wilton Diniz Americo, aseguró que el joven vivió en la casa de Torrejón de Ardoz (Madrid) con el matrimonio de brasileños y sus dos hijos. Su pretensión era fichar por un equipo de fútbol. La convivencia resultó conflictiva, según relató Janaina a su padre, porque Patrick solía ir en casa semidesnudo y, además, porque estaba enamorado de la mujer de su cuñada.

UNA FAMILIA HUMILDE

Durante este tiempo, los investigadores han trabajado ajenos a las declaraciones de los familiares de Marcos y Janaina. Un hermano del primero, Walfran, que ha viajado desde Brasil a España para ocuparse de la repatriación de los cuerpos, aseguró en varias ocasiones que Patrick no podía ser el asesino. También recordó que, al haber vivido con la familia, podía ser normal que se hallaran restos de ADN en la casa de Pioz. En su opinión, la investigación se tendría que haber centrado en los bares donde Marcos trabajó como camarero.

Sin embargo, la información recabada por los investigadores apunta a que Marcos y Janaina, procedentes de Torrejón de Ardoz, decidieron domiciliarse en Pioz el 21 de junio, para lo que alquilaron un chalé. No se lo comunicaron a nadie de su entorno, por lo que todo apunta a que podrían temer ser descubiertos por Patrick.

Además de descartar cualquier vinculación con un pasado relacionado con el crimen organizado, un aspecto refrendado este miércoles por la Guardia Civil, que habla de una familia "trabajadora y humilde", familiares directos de Janaina explicaron a medios de comunicación brasileños que sus dudas se centraron sobre el sobrino de Marcos desde el primer momento, al igual que los investigadores de la Guardia Civil.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies