La Guardia Civil mantiene abierta la investigación de la explosión de gas en Laredo y los heridos siguen sin cambios

Actualizado 31/07/2006 16:38:20 CET

SANTANDER, 31 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil sigue aún realizando gestiones para esclarecer la causa de la explosión de gas propano que provocó la muerte de cinco personas la madrugada del pasado jueves en Laredo y causó heridas a varios vecinos del inmueble afectado, entre ellos cuatro miembros de una misma familia que se encuentran ingresados en el hospital vizcaíno de Cruces en estado grave, y sin cambios significativos.

Los agentes continuaban hoy sus investigaciones con técnicos del Consistorio de Laredo, según informaron a Europa Press fuentes municipales.

En consecuencia, el Juzgado de Instrucción número 2 de Laredo, que fue el encargado de levantar los cadáveres y realizar las diligencias al respecto, tampoco ha recibido de momento el atestado y mientras no lo tenga en su poder no podrá iniciar las pertinentes diligencias.

Por lo que respecta al estado de los cuatro heridos ingresados en Cruces, siguen sin cambios significativos y el centro hospitalario no ofrecerá ningún nuevo parte mientras se mantenga esa situación, según explicaron a esta agencia fuentes del hospital.

El estado de los cuatro integrantes de esta familia de Getxo (Vizcaya) es de severa gravedad. El pronóstico de los dos niños, de cuatro y ocho años, es muy grave y el de sus padres grave. Los cuatro pacientes están en unidades de Críticos, con vigilancia y atención continuada, y con soporte ventilatorio y circulatorio.

Mientras tanto, en Laredo, los propietarios de viviendas en los dos portales afectados por la explosión ya pudieron entrar en ellos a lo largo del viernes y el sábado. Además, de la docena de personas alojadas por el Ayuntamiento en un apartahotel de la villa, todos ellos han ido abandonado paulatinamente esos alojamientos.