Hallan un búnker de la droga en la Cañada Real y detiene a 6 miembros de un clan familiar

Actualizado 29/02/2012 12:20:54 CET

Hallan un búnker de la droga en la Cañada Real y detiene a 6 miembros de un clan familiar

Venta de cocaína y heroína

Actualizado 29/02/2012 12:20:54 CET
Bunker De La Droga
Foto: EUROPA PRESS/JEFATURA SUPERIOR DE POLICÍA DE MADRI

MADRID, 29 Feb. (EUROPA PRESS) -

   Agentes de la Policía Nacional han desmantelado un clan familiar asentado en la parte madrileña de la Cañada Real que se dedicaba al tráfico de heroína y cocaína, según ha informado la Jefatura Superior de Policía de Madrid.

   Se trata del clan de "los mellis", cuyos seis miembros han sido detenidos por los agentes en la operación. Estas personas trataron de destruir la droga arrojándola a una estufa encendida cuando fueron sorprendidos por la Policía, que se ha incautado de parte de la sustancia estupefaciente y de corte, así como una balanza de precisión, utensilios para la manipulación y distribución de la droga y 8.500 euros en efectivo

   Este grupo estaba dedicado a la venta de heroína y cocaína en una vivienda 'bunkerizada' en la Cañada Real. Según ha apuntado la Policía, el inmueble "era un auténtico fortín", con todos los accesos blindados para dificultar la entrada de los agentes ante una eventual operación policial. Esta circunstancia fue aprovechada por los arrestados, que trataron de deshacerse de parte de la droga arrojándola a una estufa encendida cuando irrumpieron los policías.

   La investigación se inició a comienzos del mes de enero, cuando diversas informaciones recibidas por los agentes apuntaban a que en una parcela situada en la Cañada Real se estaba distribuyendo droga al "menudeo". Los investigadores confirmaron el gran trasiego de personas que entraban y salían en la casa instantes después tras adquirir la dosis.

UNA VIVIENDA "DISEÑADA" PARA LA VENTA DE DROGA

   Además, averiguaron que la parcela se encontraba dividida en dos viviendas, una de las cuales estaba "perfectamente diseñada" para la venta de estupefaciente. Contaba con una mesa junto a un 'ventanuco' que daba a una habitación sin muebles. Esa era la zona habilitada como "fumadero", donde los toxicómanos adquirían y consumían la droga.

   Con el preceptivo mandamiento judicial, los agentes establecieron el correspondiente dispositivo policial entorno a la casa. Debido a que la vivienda era un verdadero fortín con todos los accesos blindados, los agentes derribaron las puertas para poder entrar.

   Una vez en el interior, pudieron constatar que los arrestados intentaron destruir la droga arrojándola a una estufa. Las pruebas realizadas al reactivo narco-test dieron positivo a cocaína y heroína.

   Los agentes se incautaron de 8.500 euros en efectivo, diversa sustancia estupefaciente, una balanza de precisión y una sustancia de corte de la cocaína conocida como fenacetina, utilizada habitualmente para combatir el dolor muscular.

   La investigación ha sido desarrollada por el Grupo de Policía Judicial de la Comisaría de Villa de Vallecas, perteneciente a la Jefatura Superior de Policía de Madrid, y han contado con la colaboración de la UIP, la unidad de Guías Caninos y el GOIT.