Un hombre se atrinchera en su casa de Albaida (Valencia) con su mujer y amenaza con explosionar una bombona de gas

Actualizado 13/10/2008 17:35:44 CET

VALENCIA, 13 Oct. (EUROPA PRESS) -

Un hombre de 60 años se atrincheró ayer en su domicilio ubicado en el municipio valenciano de Albaida junto con su mujer, con la que había discutido momentos antes y a la que había presuntamente agredido, y amenazó con explosionar una bombona de gas. El hombre, contra el que no figuraba ninguna orden de alejamiento, fue condenado por malos tratos hace ocho años, según informó hoy en una rueda de prensa el alcalde del municipio, Juan José Beneyto, y uno de los agentes.

Según narró el primer edil, sobre las 17.30 horas de ayer, este hombre, que responde a las iniciales P.S.N., supuestamente agredió en su domicilio con una barra de hierro a su esposa, a la que le produjo diversas contusiones, entre ellas, la fractura de uno de sus brazos. Tras ello, se encerró y amenazó a la Policía con provocar un escape de gas y volar el edificio.

El hombre, según fuentes policiales, aseguraba que le daba igual la vida de los vecinos, y pidió hablar con el alcalde de la población, quien en todo momento estuvo al frente del operativo. En un primer momento, el primer edil conversó con él desde la calle durante algo más de una hora y, finalmente, el hombre le permitió acceder a la vivienda. Una vez dentro comprobó que no había ninguno de sus cuatro hijos, dos de ellos menores.

En un descuido, el alcalde pudo quitarle la goma y el adaptador de la bombona de butano, y poco a poco consiguió hacerle salir de su casa, momento en el que fue reducido inmediatamente por las Fuerzas de Seguridad y trasladado al retén de la Guardia Civil de Canals (Valencia), desde donde pasó a disposición judicial. Por su parte, la mujer fue trasladada al centro de salud de la población, desde donde fue remitida al Hospital de Ontinyent.

Beneyto explicó que la familia de este hombre es una de las atendidas de manera permanente desde hace varios años por los equipos de servicios sociales municipales, dado que se trata de una familia desestructurada que percibe una ayuda social consistente en comida y alimentos de primera necesidad.

En el dispositivo de seguridad participaron varios miembros de la Policía Local, Guardia Civil, Bomberos, Cruz Roja y Protección Civil, que desalojaron la finca así como todo el perímetro de seguridad necesario para evitar posibles daños personales. El primer edil les agradeció todo el trabajo y profesionalidad.

"NO HABLA CON NADIE"

Una de las vecinas del detenido, Paca, afirmó que éste no solía hablar con nadie en la calle, y que "iba a la suya". Coincidió con otros vecinos en asegurar que solía beber alcohol, y dijo que pasó mucho miedo, ya que le veía en la ventana con el mechero "enchufado".

Otro vecino, Daniel, comentó que el hombre solía maltratar a la mujer, algo que no había visto pero que aseguró le había dicho su hermana. Indicó que sintió "pánico" y que es un "cobarde". Por su parte, otra vecina, Josefa, corroboró la versión de que el detenido solía beber, y le describió como "conflictivo" y con pocas amistades. También aseveró que "maltrataba" a su mujer desde hacía tiempo.

Tras lo ocurrido, Josefa afirmó que había pasado una mala noche, y que no había podido dormir porque "todavía tienes el miedo dentro del cuerpo", destacó. Por ello, pidió que no regresara el detenido, porque sino, no iban a poder "descansar" ya que "le pueda dar una locura de ésa, encender el mechero y vamos todos a pique".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies