Un hombre dice que no teme al empresario que le abandonó tras perder un brazo trabajando ilegalmente

Actualizado 10/06/2009 14:44:53 CET

VALENCIA, 10 Jun. (EUROPA PRESS) -

Un hombre afirmó hoy, en declaraciones a Europa Press, que no teme al empresario para el que trabajaba ilegalmente en una panificadora del polígono Real de Gandia (Valencia), y que le abandonó en plena calle tras perder un brazo con una máquina de amasar el pasado 28 de mayo.

El hombre, un inmigrante de 33 años y de origen boliviano, llevaba trabajando en este empresa de Gandia algo más de un año y medio, sin contrato de trabajo y sin estar dado de alta en la Seguridad Social, al igual que el resto de los compañeros, según denunció su hermana, Silvia.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies