Un hombre mantiene en jaque a Arcos de Jalón (Soria) durante cinco horas tras amenazar con suicidarse con una bomba

Actualizado 05/06/2014 1:10:28 CET

SORIA, 5 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil ha evitado este miércoles en Arcos de Jalón que un hombre de 50 años, D.T.B.P., hiciese explotar un artefacto de construcción casera con el que pretendía suicidarse y que tenía potencia suficiente para destrozar varios pisos del inmueble de la Avenida de la Constitución, número 7 en el que ha estado atrincherado durante cinco horas.

Pasadas las tres y media de esta tarde, la Guardia Civil recibió un aviso de un amigo de este hombre en el que se comunicaba que D.T.B.P. le había remitido un 'whatsapp' en el que le anunciaba que se iba a suicidar, y además añadía que, para conseguirlo, iba a utilizar una bomba.

Una vez conocida la identidad del presunto suicida se pudo determinar que tenía estudios de Química realizados en Suiza de donde era su padre. Su madre era de Arcos de Jalón y el piso en el que se había recluido pertenecía a sus abuelos maternos.

Cuando se tuvo conocimiento de que se encontraba en este piso, al que había llegado esa misma tarde procedente de Soria capital en el autobús de línea, donde residía habitualmente, la Guardia Civil desalojó rápidamente los inmuebles contiguos y acordonó la zona.

Se requirió la presencia de una Unidad Especial de Intervención, que vino de Madrid, y de un Grupo Especialista en Desactivación de Explosivos (Gedex), que se desplazó desde Burgos.

Este equipo llegó incluso a realizar una inspección en el domicilio de esta persona en Soria, sito en la calle Tirso de Molina, donde encontró sustancias que podrían ser utilizadas para fabricar explosivos.

La labor del equipo negociador permitió, tras varias horas de conversaciones con el presunto suicida, que éste depusiera su actitud sobre las 21.25 horas y se entregase sin ningún tipo de violencia.

KILO Y MEDIO DE EXPLOSIVO

Desde ese momento colaboró con la Guardia Civil puesto que puso en conocimiento de los Gedex el tipo de explosivo que había fabricado y cómo lo había hecho.

El equipo de desactivación que entró en la vivienda pudo comprobar que había fabricado un explosivo de algo menos de kilo y medio, aunque no tenía colocado ningún detonador. Por el tipo de explosivo y la cantidad podía haber destrozado el piso en el que vivía y los contiguos.

El Gedex retiró el explosivo y lo destruyó de forma controlada en una zona alejada del núcleo de población. Una vez retirado este material, los vecinos desalojados, que habían sido instalados en un centro de día y en la escuela hogar, pudieron volver a sus hogares, a excepción de los que viven en la casa contigua por el fuerte olor que todavía había como consecuencia de la manipulación de las sustancias que componían el explosivo. Regresaran mañana, cuando se haya ventilado la planta.

D.T.B.P. fue atendido inicialmente por una UVI móvil y trasladado al centro de salud de Arcos de Jalón desde donde, con posterioridad, se le condujo al Hospital Virgen del Mirón de Soria, que cuenta con una Unidad de ingreso de Salud Mental. También ha sido puesto a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Almazán.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies