Ingresa en prisión por coaccionar a menores a través de internet

Actualizado 30/01/2013 16:31:31 CET

La Ertzaintza recomienda a los usuarios de las redes sociales y del programa Messenger que tomen "las precauciones básicas"

BILBAO, 30 Ene. (EUROPA PRESS) -

Un joven de 18 años ha sido detenido en San Sebastián y, posteriormente, ha ingresado en prisión, acusado de apropiarse de cuentas de correo electrónico y de redes sociales pertenecientes a menores e intentar conseguir imágenes comprometidas "mediante engaños, amenazas y coacciones", con la finalidad de lograr grabaciones de índole sexual, según ha informado el Departamento vasco de Seguridad.

La investigación de los agentes de la Sección Central de Delitos en Tecnologías de la Información de Unidad de Investigación Criminal y Policía Judicial de la Ertzaintza comenzó a finales del año pasado a raíz de varias denuncias recogidas en comisarías guipuzcoanas.

Las víctimas eran jóvenes con edades comprendidas entre los 14 y los 16 años, que denunciaban que una persona se había apoderado de sus cuentas de correo y perfiles en conocidas redes sociales, impidiendo de esta forma el acceso a sus legítimas usuarias.

Al parecer, una vez obtenía el acceso a dichas cuentas y perfiles, se comunicaba con los contactos de las víctimas suplantando su identidad, con la finalidad de obtener o bien nuevas contraseñas y por lo tanto perfiles, o directamente imágenes de contenido sexual.

En muchas de las ocasiones, las víctimas eran avisadas por sus amistades de que estaban suplantando su identidad y, cuando contactaban con la cuenta sustraída, el presunto autor de los hechos las coaccionaba y amenazaba con realizar montajes con sus fotografías si no le enviaban imágenes comprometidas.

PRECAUCIONES

Las pesquisas llevadas cabo por los agentes encargados de la investigación les llevaron a determinar que el nexo que unía todas las denuncias conducía a un joven de 18 años, domiciliado en la capital guipuzcoana. Esta persona, que en alguna otra ocasión se había visto implicada en hechos similares, fue localizada y detenida en la mañana de este pasado martes en San Sebastián.

Se le imputan los delitos de corrupción de menores, amenazas y coacciones, revelación de secretos y apropiación indebida de cuentas de correo y de cuentas en redes sociales. Tras realizar las diligencias pertinentes en dependencias policiales, se le puso a disposición judicial. El juez de guardia decretó su ingresó en prisión.

La Ertzaintza ha recomendado a los usuarios de las redes sociales y del programa Messenger que tomen "las precauciones básicas" cuando los utilizan.