Ingresa en prisión un hombre por acercarse a su ex pareja, que lo tiene prohibido por orden judicial

 

Ingresa en prisión un hombre por acercarse a su ex pareja, que lo tiene prohibido por orden judicial

Actualizado 22/06/2006 14:32:03 CET

Siguió a su ex pareja por distintas calles de Santander, hasta la llegada a su trabajo

SANTANDER, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

Efectivos de la Brigada de Seguridad Ciudadana de la Jefatura Superior de Cantabria detuvieron en la tarde del pasado lunes, día 19, a Ahmed L. de 36 años, ciudadano marroquí en situación regular en España, como presunto autor de un delito de quebrantamiento de condena, cometido esa misma tarde cuando siguió a su ex pareja por distintas calles de Santander, hasta la llegada a su trabajo, incumpliendo así la orden judicial que le impide acercarse al domicilio y lugar de trabajo de su ex mujer y comunicarse con ella por cualquier medio.

Los hechos ocurrieron a las 20,30 horas del pasado lunes, cuando una mujer solicitó ayuda al 091 porque estaba siendo acosada por su ex pareja, que la había seguido por distintas calles de la ciudad pese a que tiene orden judicial de alejamiento.

Los policías que se personaron en el lugar y se entrevistaron con la mujer comprobaron que en una esquina cercana se encontraba un individuo que respondía a las señas dadas por la mujer. Identificaron entonces a Ahmed L; comprobaron que tenía prohibido acercarse a su ex pareja y le trasladaron a la Jefatura haciéndose cargo del caso los funcionarios del SAF.

El detenido declaró que sabe que no puede acercarse a su ex pareja, y aseguró que no la había seguido y que se encontraba a más de 50 metros de su lugar de trabajo.

Ha estado detenido en siete ocasiones entre el año 2004 y el 2006 por agresión sexual, malos tratos, quebrantamiento de condena, robo con fuerza y reclamación judicial.

Además, entre el mes de enero y el mes de abril, tuvo una orden de alejamiento que incumplió, y desde primeros de mayo, el Juez le ha prohibido acercarse a menos de 300 metros de la mujer, a menos de 50 metros de su lugar de trabajo y a comunicarse con ella por cualquier medio.

Cuando fue puesto a disposición del Juez de guardia, éste decretó su ingreso en prisión.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies