Interceptado un cargamento ilegal de jabalíes que habían sido robados en una finca

 

Interceptado un cargamento ilegal de jabalíes que habían sido robados en una finca

Jabalíes interceptados en Puebla de Don Fadrique
OPC
Actualizado 23/04/2013 17:08:54 CET

GRANADA, 23 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil ha interceptado un camión circulando por el término municipal de Puebla de Don Fadrique (Granada) con un cargamento ilegal de 16 jabalíes carentes de documentación alguna, como una guía sanitaria, o informe veterinario que asegurase la sanidad de los animales para el consumo humano.

Tras la interceptación, la Guardia Civil descubrió además que los jabalíes procedían de una finca cercana en donde habían sido apresados de forma ilegal, utilizando para ello un "capturadero", es decir, una especie de jaula que comunica con un cercado en el que los animales entran buscando comida y no pueden salir después, informa el Instituto Armado en una nota.

Aunque los jabalíes son piezas de caza y por tanto su captura, debidamente autorizada, es posible, no se daba el caso de que el propietario de la finca tuviese autorización ni para cazarlos ni para capturarlos vivos en este momento.

La Guardia Civil también descubrió un segundo "capturadero" ilegal para cabras montesas, en el que ya habían capturado a tres ejemplares. En este caso se da la circunstancia de que dichos animales sí que están protegidos por la ley.

Esta actuación de la Guardia Civil comenzó cuando la patrulla del Seprona del Puesto de Huéscar interceptó un camión circulando por el camino que une la ermita de las Santas con la carretera A-9100, en el término municipal de La Puebla de Don Fadrique (Granada).

Al inspeccionar la carga los agentes del Seprona descubrieron que eran jabalíes, tanto machos, como hembras y jabatos, y que estos animales eran transportados amontonados, golpeándose unos contra otros y contra las paredes de la caja del camión, ya que no viajaban en compartimentos individuales, como sería preceptivo para los transportes legales de animales.

Además, cuando los guardias civiles le pidieron al camionero la documentación sanitaria de dichos animales, éste manifestó que carecía de guía de origen, de destino o certificado veterinario alguno. También manifestó a los agentes que desconocía el origen de estos animales; si habían sido criados en cautividad o si habían sido capturados del medio natural, y que desconocía el destino final, ya que lo habían contratado para que siguiera a unos vehículos que al ver el coche patrulla de la Guardia Civil se quitaron de en medio.

No obstante, los agentes del Seprona localizaron la finca de donde procedían los jabalíes y a su propietario, y éste y el camionero han sido denunciados ante las autoridades de la Delegación Territorial de la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente de la Junta de Andalucía.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies