El joven agredido en Conil (Cádiz) por un grupo de menores "no se acuerda de nada"

Actualizado 31/07/2006 16:54:51 CET

CADIZ, 31 Jul. (EUROPA PRESS) -

El joven alemán de 17 años, que responde a las iniciales de M.L.L., que fue agredido por un grupo de menores en la madrugada del domingo en Conil de la Frontera (Cádiz) y que acabó con su ingreso en el Hospital Puerta del Mar gaditano por un traumatismo craneoencefálico "no se acuerda de nada", según declaró a Europa Press su hermana, Isabella L.L.

El menor agredido "tiene fuertes dolores", aunque finalmente no tendrá que ser intervenido quirúrgicamente. No obstante, a pesar de ir mejorando, tiene ambas manos vendadas, presentando un corte en un tendón de un dedo. Asimismo, tiene varios puntos en una oreja por un corte y "la espalda rajada, supuestamente porque le han clavado algo, aunque él no se acuerda".

En este sentido, manifestó Isabella que su hermano "de lo único que se acuerda hasta que salio corriendo y se fue al suelo, pero nada más".

La agresión se produjo en torno a las 3.00 horas de ayer domingo y "sin justificación alguna", ya que el joven, que estaba de vacaciones visitando a su hermana --residente en la localidad desde hace siete años-- "sólo estaba tomando una copa con unos amigos cuando un grupo de unos quince 'canis' comenzaron a pegarle".

Según Isabella, la agresión comenzó por un malentendido porque, aunque el joven sabe hablar español, no lo conoce a la perfección, y debido a una confusión lingüística, "los chicos comenzaron a decirle que si los estaba vacilando y comenzaron a pegarle sin escrúpulos", aseguró la hermana de la víctima, que se enteró de lo sucedido después de que una desconocida encontrara el teléfono de M.L.L cerca del lugar de la pelea y, viendo la gravedad de la agresión, llamara al último número registrado en el móvil, que resultó ser el suyo.

Cuando el marido de Isabella llegó al lugar de los hechos, encontró a su cuñado a unos 400 metros de donde se originó la "paliza" --lo que para Isabella demuestra que su hermano intentó huir, pero no pudo porque lo persiguieron constantemente--. El joven permanecía "tendido en el suelo, inconciente, sangrando abundantemente y con enormes heridas y cortes en la cara y en las manos".

El joven tuvo que ser intervenido quirúrgicamente de estos politraumatismos en el Hospital del municipio de Puerto Real (Cádiz), desde donde fue trasladado de urgencias al Hospital Puerta del Mar de la capital gaditana, ya que "sufre un traumatismo craneoencefálico y debe ser ingresado en la Unidad de Neurología y Neurocirugía" de dicho centro hospitalario.

Hasta el momento la Guardia Civil ha detenido a tres menores de edad como presuntos autores de la agresión con edades comprendidas entre los 15 y 17 años, a los que una vez tomados declaración han quedado bajo la custodia de sus familiares y a disposición de la Fiscalía de Menores de Cádiz.