El juez ordena el levantamiento de los cadáveres del policía y su pareja muertos en Ronda (Málaga)

Actualizado 27/01/2006 21:55:20 CET

RONDA (MALAGA), 27 Ene. (EUROPA PRESS) -

El juzgado de guardia ha ordenado pasadas las 20.30 horas el levantamiento de los cadáveres del subinspector de policía que presuntamente mató de varios disparos a su pareja sentimental y posteriormente se quitó la vida con la misma arma.

En el suceso, según fuentes policiales, habría resultado herida leve una compañera de trabajo de la fallecida al recibir, de rebote, un disparo que le afectó un costado.

Según pudo saber Europa Press de fuentes cercanas a los fallecidos, el policía había roto su relación con la joven hace un mes, tiempo en el que él había querido reanudar el noviazgo, llegando, incluso, a amenazarla.

Poco antes de los hechos, ambos fueron vistos juntos discutiendo "acaloradamente" a la salida de una cafetería, según indicaron testigos presenciales. No obstante, fuentes del Instituto Andaluz de la Mujer (IAM) en Málaga indicaron que por el momento no han constatado la existencia de denuncias.

El hombre, con iniciales J.C., de 32 años y natural de Asturias, había participado en la organización de unas jornadas sobre malos tratos; mientras que la joven, con iniciales V.M., de 27 años, trabajaba en una agencia inmobiliaria.

Los hechos, según explicaron a Europa Press vecinos que presenciaron lo acontecido, se produjeron sobre las 17.00 horas en la calle Mariano Souvirón de dicha ciudad, donde se encuentra una delegación de la inmobiliaria Unicasa, en la que trabajaba la fallecida.

En concreto, los cadáveres de la pareja, que llevaban unos dos años de relación como novios, se encontraban en el interior del vehículo del agente, un Audi negro, que se encontraba estacionado en las inmediaciones de dicha vía.

Por su parte, el alcalde del municipio rondeño, Antonio Martín Lara, mostró su asombro por lo sucedido, ya que "era una persona con muchísima preparación, muchísima formación y muchísimo encanto personal en los actos públicos". "No nos lo explicamos", apostilló.

Asimismo, resaltó a Europa Press que "tenía cierto rango y por ello coincidíamos en varios actos protocolarios", por lo que aseguró que "era la última persona que te podrías imaginar que cometiera algo así".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies