A juicio por arrojar contra los policías el cuchillo con el que intentaba matar a su esposa en Oviedo

 

A juicio por arrojar contra los policías el cuchillo con el que intentaba matar a su esposa en Oviedo

Actualizado 30/10/2012 17:09:09 CET

OVIEDO, 30 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía del Principado de Asturias solicita una condena de dos años y tres meses de prisión para un F.P.P, de 52 años, acusado de arrojar contra agentes del Cuerpo Nacional de Policía un cuchillo con el que intentaba matar a su esposa, en presencia de su hija pequeña, en un portal de la calle Fuertes Acevedo de Oviedo.

La vista oral está señalada para este miércoles 31 de octubre en el Juzgado de lo Penal número dos de Oviedo.

Según el escrito del Fiscal, sobre las ocho y diez de la tarde del 8 de marzo de 2010, acudieron a un portal de la calle Fuertes Acevedo de Oviedo varias dotaciones del Cuerpo Nacional de Policía, avisados de que un hombre intentaba acuchillar a una mujer en las escaleras del inmueble.

En efecto, al llegar allí, los agentes presenciaron cómo una mujer corría perseguida por el acusado, que llevaba en la mano un cuchillo de grandes dimensiones. Los policías consiguieron interponerse entre el agresor y su víctima y ordenaron al acusado en repetidas ocasiones que dejase el arma en el suelo. No obstante, en vez de hacer lo que le decían, el hombre lo arrojó contra ellos, aunque lograron esquivarlo.

En el momento de cometer los hechos, el acusado se encontraba bajo los efectos de una intoxicación etílica y sufría una enfermedad mental, episodio maniaco con síntomas psicóticos, por lo que puede entenderse que sufría una afectación, aunque se desconoce en este momento el grado, de sus facultades volitivas, intelectivas y de su capacidad de control de los impulsos.

La Fiscalía considera los hechos constitutivos de un delito de atentado, con una atenuante por anomalía psíquica e intoxicación etílica. Además de la pena de prisión, el Ministerio Público solicita que se imponga al acusado la medida adecuada para su curación y tratamiento de las enfermedades que padece.

F.P.P., fue condenado el pasado mes de mayo por el Tribunal Supremo a cinco años y ocho meses de prisión por un delito de tentativa de asesinato, con la circunstancia semi-eximente de anomalía psíquica y la agravante de parentesco.

El tribunal le impuso además la prohibición de aproximarse a una distancia inferior a 400 metros a la víctima, acudir a su domicilio, lugar de trabajo y otros frecuentados por ella, así como comunicarse con ella por cualquier medio, durante diez años.

Asimismo, estableció la medida de seguridad de internamiento en centro adecuado para el tratamiento de la anomalía psíquica que padece hasta su completa curación, buscando además que ese centro reúna las condiciones de seguridad y vigilancia con el fin de preservar también los derechos de la víctima. Unido a la duración de la pena privativa de libertad, ese internamiento no puede exceder los quince años.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies