La Línea (Cádiz) aprueba con el voto en contra del PSOE la adhesión a la petición de indulto para dos policías

Actualizado 02/02/2006 19:44:10 CET

LA LÍNEA DE LA CONCEPCIÓN (CÁDIZ), 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de la Línea de la Concepción (Cádiz) aprobó esta mañana en Pleno extraordinario con el voto en contra del Grupo Municipal Socialista la adhesión a la petición de indulto para los dos policías locales que ayer ingresaron en prisión por detener "ilegalmente" y causar lesiones a Antonio Mejías.

Fuentes municipales informaron a Europa Press de que el Pleno, al que ha acudido la plantilla de la Policía Local en apoyo de los dos compañeros condenados a tres años de prisión y ocho de inhabilitación para ejercer cargos públicos, ha sido "largo y polémico".

La propuesta fue "muy reñida" y el "mayor jaleo", por parte de la plantilla de la Policía Local, surgió cuando el PSOE votó en contra de adherirse al indulto. Pese a esta negativa, el punto salió adelante con los votos a favor del PP --que forma el equipo de gobierno-- y el Grupo Mixto.

La Policía Local celebró ayer una asamblea en la que defendió a los dos agentes condenados y consideró la condena judicial "injusta". En esta línea se ha pronunciado el equipo de gobierno linense, cuyo alcalde, Juan Carlos Juárez (PP), aseguró ayer que Antonio Mejías, el agredido, "cuenta con más de cien detenciones y periodos en prisión desde los años setenta a la fecha", además de "delinquir en La Línea, Marbella, Algeciras, Málaga, Huelva y otros lugares".

Los hechos condenados se remontan a la noche del 16 de julio de 2000, cuando los dos agentes detuvieron en el recinto ferial linense a Mejías. Al parecer, según la denuncia, lo introdujeron en un vehículo de la Policía Local y lo llevaron al polígono industrial de Campamento, donde supuestamente lo golpearon y amenazaron con matarle si no abandonaba La Línea.

Por ello se celebró un juicio en junio en Algeciras (Cádiz), siendo posteriormente llevado a la Audiencia Provincial y al Tribunal Supremo, que ratificó la sentencia de tres años de prisión para los dos agentes por un delito de detención ilegal, otro de atentado grave contra la integridad moral y una falta de lesiones.