Llegan a Lisboa los dos marineros y el responsable de Astipesca retenidos en Santo Tomé durante una semana

Actualizado 24/04/2008 19:09:34 CET

HUELVA, 24 Abr. (EUROPA PRESS) -

El jefe de máquinas Manuel Gil Vidal, el patrón José Carrasco Custodio y el representante de Astipesca S.L. llegaron sobre las 15.15 horas de hoy al aeropuerto de Lisboa procedentes de Gabón, país vecino de la república de Santo Tomé en la que han permanecido retenidos durante una semana.

Según informaron a Europa Press fuentes familiares, los dos marineros y el representante de la empresa llegaron hoy al aeropuerto "con signos de mucho cansancio y muy pachuchos", aunque aseguraron "que estos sentimientos se mezclan con la alegría y la satisfacción por volver a ver a sus familias después de más de un mes".

Estas mismas fuentes aseguraron que, aunque la llegada al aeropuerto lisboeta se produjo alrededor de las 15.15 horas, "no ha sido hasta las 16.45 horas cuando hemos podido verlos", pues, según dijeron, "han estado una hora y media esperando para recoger las maletas".

Este es el tercer intento de estos tres integrantes de Astipesca por emprender el camino a casa, después de que hace una semana lo hiciera el resto de la tripulación que permanecía en Santo Tomé desde hacía más de un mes en los nueve buques de la empresa sin la posibilidad de volver a casa por no tener dinero para sufragar el gasoil necesario.

No obstante, a estos tres integrantes se les fueron retirados sus pasaportes y se les obligó a permanecer en Santo Tomé como medida de seguridad para garantizar el mantenimiento de los buques de la empresa, que permanecen en la bahía de Hernán Díaz de la república africana.

La misma situación se repitió el pasado lunes, en que las autoridades de Santo Tomé seguían sin permitir la salida de estos responsables de Astipesca por el temor de la consecuencia de los barcos fondeados en la bahía. No obstante, el embajador de España en Santo Tomé, Ramiro Fernández, explicaba ayer que las autoridades locales habían aceptado las medidas que tanto la empresa y la Administración habían tomado en este sentido y que son las que, a la postre, permiten que los tres españoles vuelvan en estos momentos a casa.

Según explicaba Fernández, el problema para la vuelta de los marineros y el responsable de Astipesca estaba en que la administración local "quería garantías de que los barcos fondeados en la bahía no encallen en la Costa en caso de tormentas, no obstaculicen la navegabilidad de los barcos o no se produzca vertido".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies