Localizada en Elche (Alicante) una joven brasileña que fingió ser secuestrada y obligada a ejercer la prostitución

Actualizado 14/07/2006 13:56:22 CET

ALICANTE, 14 Jul. (EUROPA PRESS) -

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía detuvieron el pasado lunes, 10 de julio, en Elche (Alicante) a una joven brasileña que fingió estar secuestrada y ser obligada a ejercer la prostitución, según informaron hoy en un comunicado fuentes de la Comisaría de Alicante.

Los agentes detuvieron el pasado lunes a una mujer identificada como F.D.D.S., de nacionalidad brasileña y 20 años de edad, a la que se acusa de fingir haber sido secuestrada y ser obligada a ejercer la prostitución cuando al parecer residía en un piso de la calle Libertad de Elche con unos amigos y trabajaba, presuntamente de forma voluntaria, en un club de la localidad.

Las investigaciones comenzaron cuando la madre de la joven acudió a un programa de la televisión brasileña pidiendo ayuda asegurando que su hija estaba secuestrada en un sótano de un local de juegos en Madrid, donde era obligada a ejercer la prostitución mediante amenazas, según había contado la chica a la madre a través del móvil.

Los agentes localizaron por teléfono a la joven que se hacía llamar Fernanda el pasado viernes, 7 de julio, quien reiteró que se encontraba encerrada en un sótano carente de ventanas exteriores, desconociendo su la ubicación, ya que la llevaron hasta él en coche y con los ojos tapados. Además, comentó que estaba en Madrid, aunque no podía asegurar si era en la capital o en alguna otra localidad de sus alrededores.

Tras las primeras comprobaciones, los agentes descubrieron que la joven vivía en Elche donde la localizaron en un piso de la calle Libertad. Tras varios contactos telefónicos con ella y ante sus contradicciones, la chica accedió a bajar a la calle y reunirse con los agentes que la trasladaron a la comisaría.

Al parecer la joven, que se encontraba en buen estado de salud, ejerció la prostitución durante el mes de junio en un club ilicitano bajo el seudónimo de Carolina. Dejó de trabajar allí durante unos días pero volvió a principios de julio.

Finalmente, la chica que es presuntamente adicta al alcohol y a la cocaína, fue detenida y puesta a disposición del Juzgado de Instrucción nº 3 de Elche, quien autorizó el internamiento de la misma en el Centro de Internamiento de Inmigrantes (CIE) de Murcia, hasta que finalice la tramitación del correspondiente expediente de expulsión de España, por estancia irregular, según indicaron las mismas fuentes.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies