La madre acusada del supuesto asesinato de sus dos hijos en Valladolid pasará mañana a disposición judicial

 

La madre acusada del supuesto asesinato de sus dos hijos en Valladolid pasará mañana a disposición judicial

Actualizado 11/12/2010 20:14:06 CET

VALLADOLID, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

La madre acusada del supuesto asesinato de sus dos hijos, de once y nueve años, ocurrido esta semana en Valladolid, pasará mañana a disposición judicial, según informaron a Europa Press fuentes policiales.

De este modo María del Carmen S.C, quien permanece detenida desde el pasado jueves en el Módulo Penitenciario del Hospital Clínico Universitario de Valladolid debido al estado psíquico y psicológico que presenta, pasará mañana a disposición de la autoridad judicial.

Las mismas fuentes aclararon que, pese a que la Policía Nacional esperaba poder tomarle declaración este sábado en dichas instalaciones hospitalarias, finalmente no ha sido posible como consecuencia de los efectos que la medicación que se le está suministrando causan en la detenida.

Cabe recordar que cerca de un centenar de familiares y amigos ha dado su último adiós en la tarde de este sábado a los dos menores asesinados presuntamente por su madre el pasado miércoles.

El funeral por los dos hermanos, de once y nueve años, ha tenido lugar en el Tanatorio de El Salvador de la capital vallisoletana, desde donde ha partido posteriormente el cortejo fúnebre hacia el cementerio de El Carmen, donde ambos pequeños han recibido sepultura.

La tragedia fue descubierta poco después de las 19.30 horas del pasado jueves, cuando la propia detenida, de 40 años y quien residía con sus dos hijos en el piso 12º D del número 7 del Edificio de San Cristóbal situado en la calle Adolfo Miaja de la Muela, en el barrio vallisoletano de Parquesol, llamó a la puerta de uno de sus vecinos para informar del doble óbito.

Hasta el lugar de los hechos se trasladaron efectivos sanitarios y policiales, quienes hallaron, tendidos sobre la cama de uno de los dormitorios, los cuerpos ya sin vida de ambos hermanos, una niña de 11 años y su hermano de 9, sin signos externos de violencia.

Acto seguido, se procedió a la detención de la madre, quien, al parecer, se encontraba separada de su marido desde hacía aproximadamente año y medio, situación que desde entonces la había sumido en una fuerte depresión.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies