La madre del menor hallado muerto en una maleta pudo haber ahogado al niño

Actualizado 29/11/2010 11:34:35 CET

MENORCA, 29 Nov. (EUROPA PRESS) -

Mónica JF, la madre del menor hallado en el interior de una maleta abandonada en Mahón, y que fue detenida como presunta autora de los hechos, pudo haber ahogado a su hijo en la bañera, según ha informado este lunes en declaraciones a IB3 Radio el jefe superior del Cuerpo Nacional de Policía (CNP) en Baleares, Bartolomé Campaner.

Mónica J.F. ha pasado a disposición judicial para ser interrogada por el magistrado del Juzgado de Instrucción número 2 de Maó, que ha decretado el secreto del sumario.

Así, se agotará el plazo máximo de 72 horas en el que una persona puede estar detenida en dependencias policiales, donde la mujer, de 30 años y nacida en Galicia, pero residente en Mahón, ha declarado que se encontró a su hijo muerto y que, por miedo, dado que se encontraba soltera, decidió no contárselo a nadie y esconderlo en una maleta, junto a enseres personales del menor, como ropa, juguetes, revistas y cromos.

Sin embargo, esta versión no convence a la Policía que sospecha que la mujer pudo descuartizar el cuerpo de su hijo, que en la actualidad tendría 11 años, dado que cree que podrían faltar huesos, puesto que, en caso contrario, hubiera sido imposible introducir el cadáver de un niño de 9 años en la maleta de viaje.

Así, se baraja la posibilidad de que falten algunos huesos del niño, que podrían haber sido esparcidos por otros lugares, mientras que la cabeza y otras partes del cuerpo se introdujeron en la maleta, algo que se está investigando en estos momentos.

"La maleta no podría albergar el cuerpo de una persona de nueve años", han manifestado a Europa Press fuentes policiales, que han señalado que los forenses están intentando recomponer el cuerpo para conocer si faltan algunos huesos. Por otro lado, han indicado que si la muerte del niño se hubiese debido a un accidente, tal como ha señalado la madre en dependencias policiales, lo más normal hubiera sido que la mujer hubiese dado aviso a la Policía o a los servicios de emergencias, por lo que dudan de su versión.

No obstante, el Grupo de Homicidios de la Policía Nacional, en coordinación con la Comisaría de Mahón y la Comisaría General de Madrid, por orden del Juzgado de Instrucción número 2, está pendiente de realizar el atestado, por lo que aún debe continuar con las gestiones para esclarecer este suceso.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies