La menor de Arriate (Málaga) recibió varias cartas con amenazas antes de que sucedieran los hechos

 

La menor de Arriate (Málaga) recibió varias cartas con amenazas antes de que sucedieran los hechos

Actualizado 27/01/2011 15:26:19 CET

ARRIATE (MÁLAGA), 27 Ene. (EUROPA PRESS) -

Los padres de María Esther Jiménez, la menor de 13 años cuyo cadáver fue encontrado la pasada semana en Arriate (Málaga) con signos de violencia, han informado este jueves de que su hija recibió dos cartas con amenazas en su domicilio, antes de que sucedieran los hechos.

En este sentido, han explicado a los periodistas que cuando las cartas llegaron a su casa no le hicieron mucho caso, ya que pensaron que "no era nada importante" y que se trataba de "una chiquillada". No obstante, las habían llevado a la Policía Local y también le habían preguntado a su hija si alguien la tenía amenazada, contestando la menor que no.

La Guardia Civil ha informado este jueves de que la investigación para esclarecer el crimen de la menor "sigue su curso" y que se está "a la espera de los resultados de las pruebas de ADN" para esclarecer los hechos.

Además, el Instituto Armado, este pasado miércoles, realizó controles por los alrededores de la caseta donde se encontró la menor y por las zonas del pueblo que ella frecuentaba. También identificaron a todas las personas que iban por la calle, entre las 21.00 y las 23.00 horas, para preguntarles, entre otras cuestiones, que hacían a esa hora o para corroborar las versiones de los testigos.

La Guardia Civil ha realizado este pasado miércoles una reconstrucción con el juez para "ver si se encontraba algo especial o para hacerse una idea in situ el juez de cómo pudieron ocurrir los hechos". Unos 30 agentes han estado directamente implicados en el caso, se trata de los "mejores especialistas" que tiene el Instituto Armado a nivel nacional.

El delegado del Gobierno en Andalucía, Luis García Garrido, ha afirmado este miércoles que la Guardia Civil está trabajando "con rigor y eficacia". Ha insistido, además, en que se trata de "un acontecimiento concreto", por lo que ha pedido "tranquilidad" y "sosiego" a los vecinos de este municipio de la Serranía de Ronda.

El cuerpo de la menor fue encontrado en una caseta de una depuradora de una piscina en Arriate, donde los agentes comenzaron a investigar extrayendo pruebas que pudieran ayudar a esclarecer el caso y descubrir al asesino o asesinos.

Además, el Instituto Armado ha interrogado a vecinos, amigos y compañeros de clase de la pequeña, así como los propios padres de la menor, además, les tomaron muestras para realizar las pruebas de ADN pertinentes.

Está previsto que los compañeros de María Esther Jiménez Villegas se concentren este jueves en el Instituto de Enseñanza Secundaria (IES) Escultor Marín Higuero, al que acudía la niña. Hasta allí se desplazarán también estudiantes del CEIP Virgen de la Aurora y se prevé la lectura de un manifiesto.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies