Nueve detenidos, 3 de ellos menores, por romper una costilla a un vecino que les recriminó por hacer ruido, en Santander

 

Nueve detenidos, 3 de ellos menores, por romper una costilla a un vecino que les recriminó por hacer ruido, en Santander

Actualizado 16/08/2007 14:05:01 CET

SANTANDER, 16 Ago. (EUROPA PRESS) -

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía han detenido en Santander a nueve personas, entre ellas tres menores, como supuestos autores de la agresión sufrida por un hombre que les recriminó por el escándalo que estaban formando en un piso de la ciudad. La víctima, que residía en el edificio, terminó con una costilla rota y perforación de un pulmón, según informaron hoy fuentes policiales en nota de prensa.

Los hechos se produjeron sobre la una y media de la madrugada del pasado sábado, 11 de agosto, en un edificio de la calle Alta. Los agentes fueron alertados de una agresión en el inmueble y, una vez en el lugar, encontraron a la víctima, un hombre que se quejaba de que no podía respirar y le dolía mucho el costado izquierdo, debido a las patadas y puñetazos recibidos por varios individuos que estaban en el piso superior celebrando una fiesta.

El hombre, que había subido a llamarles la atención dado el escándalo organizado, identificó en el propio lugar a uno de los supuestos agresores, el ciudadano ecuatoriano JG.M.A., de 31 años de edad, que fue detenido en el momento. Por su parte, el agredido fue trasladado en ambulancia a Valdecilla, donde quedó ingresado.

Las investigaciones posteriores de la Brigada de Policía Judicial concluyeron con la detención de otras ocho personas. Se trata de los ciudadanos ecuatorianos MJ.B.Z., de 26 años; JD.N.O., de 21; AA.A.M., de 22; AF.C.L., de 21; dos menores de 14 años y otro de 16; y el ciudadano español GV.B.P., de 30 años.

Los detenidos se encuentran en situación legal en España y carecen de antecedentes, salvo JD.N.O., a quien le consta una detención anterior por resistencia. A los implicados mayores de edad se les tramitaron las diligencias oportunas y pasaron a disposición judicial y, en el caso de los menores, las diligencias instruidas se remitieron a la Fiscalía de Menores.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies