Ortega Cano recibe el alta tras ser operado de colon después del accidente mortal en Castilblanco

 

Ortega Cano recibe el alta tras ser operado de colon después del accidente mortal en Castilblanco

Ortega Cano
EUROPA PRESS
Actualizado 14/11/2011 15:19:07 CET

SEVILLA, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

El exmatador de toros y ganadero José Ortega Cano ha recibido el alta médica y de esta manera ha podido abandonar el Hospital Virgen Macarena de Sevilla después de ser operado de colon, lesión ésta que se produjo en el accidente mortal ocurrido a finales del pasado mes de mayo, cuando su vehículo colisionó frontalmente contra otro turismo en el que viajaba un vecino de Castilblanco de los Arroyos identificado como Carlos Parra, finalmente fallecido.

Según ha informado el centro hospitalario en un comunicado de prensa, el extorero fue dado de alta este domingo día 13 de noviembre tras haber sido sometido a una "reconstrucción del tránsito intestinal" por la doctora Auxiliadora Cano y el doctor Fernando Oliva, miembro y director del equipo de Cirugía General, respectivamente.

El Hospital Virgen Macarena ha indicado que la evolución del paciente ha sido "satisfactoria", con "total normalidad" en el tránsito intestinal reconstruido, no obstante lo cual José Ortega Cano seguirá su revisión establecida en las consultas externas de cirugía general del centro hospitalario.

Esta operación de colon estaba prevista para el pasado día 14 de septiembre, pero finalmente no se llevó a cabo debido a que el extorero tuvo que ser ingresado afectado de un herpes 'zoster', un proceso infeccioso que requirió de tratamiento antibiótico intravenoso.

El ganadero, hay que recordarlo, ya estuvo ingresado más de un mes en el Virgen Macarena debido a las lesiones sufridas tras el accidente, un siniestro que está siendo investigado por el Juzgado de Instrucción número 9 de Sevilla, que imputa al ganadero un delito de homicidio imprudente y dos contra la seguridad vial.

EL TORERO NIEGA QUE BEBIERA LA NOCHE DE LOS HECHOS

En su declaración, el extorero defendió que el día del siniestro no había ingerido bebidas alcohólicas, pues tan sólo "se mojó los labios con una copa de cava" --así lo manifestó a preguntas de sus abogados, aunque inicialmente había dicho que tomó media copa de cava--, y que tampoco superó el límite de velocidad establecido, por lo que siempre circuló por debajo de los 80 kilómetros por hora.

Sobre este particular, fuentes del caso precisaron que José Ortega Cano dijo que el día de los hechos estuvo hasta en cinco establecimientos hosteleros antes del accidente, en ninguno de los cuales bebió alcohol, pues tan sólo se mojó los labios con una copa de cava, asegurando incluso que la prueba de alcoholemia en la que dio 1,26 gramos de alcohol etílico por litro de sangre "tiene que tener algún error".

Ortega Cano explicó también al magistrado que la invasión del carril contrario que provocó el accidente mortal en el que falleció Carlos Parra se produjo "por una distracción", aunque no supo aclarar al juez si dicha distracción se debió a "algún momento de somnolencia" en los momentos previos al siniestro.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies