Pasan a disposición judicial los cuatro anarquistas detenidos en Barcelona

Actualizado 11/05/2006 15:32:21 CET

BARCELONA, 11 May. (EUROPA PRESS) -

Los cuatro jóvenes anarquistas detenidos el pasado martes en Barcelona pasaron esta mañana a disposición judicial, según informaron a Europa Press fuentes judiciales.

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía detuvieron a lo largo del martes a cuatro jóvenes relacionados con grupos anarquistas radicales que podrían haber cometido varios atentados con explosivos contra sedes oficiales de la Conselleria de Justicia.

Las detenciones se produjeron en el transcurso de una operación que duró todo el día y se alargó durante la noche. Además, se realizaron varios registros domiciliarios. Los detenidos son Javier Tadeo O. de V., de 24 años; Enrique C.A., de 19; Pau R.E., de 20 años; y Álvaro U.O., de 19 años.

Al primer detenido le constan dos antecedentes este mismo año por un delito contra el patrimonio y otro de terrorismo. Ahora la Policía le imputa un delito de tenencia de útiles para la fabricación de explosivos, directamente relacionado con el hallazgo de un maletín el pasado 4 de julio en la sierra de Collserola. En la maleta hallaron componentes para la elaboración de explosivos y un manual para su fabricación escrito en italiano.

Enrique, sin antecedentes, habría dejado una mochila en un antiguo colegio semiabandonado del barrio de Sarrià de Barcelona que contenía elementos para fabricar explosivos como componentes eléctricos, azufre, carbón vegetal, clorato potásico, una balanza y el mismo manual hallado en Collserola. La Policía encontró sus huellas entre estos objetos y también en el maletín de Collserola.

Se da la circunstancia de que los efectos encontrados en la mochila habían sido robados del colegio donde estudiaba entonces Álvaro, por lo que también se le implica en el delito.

Además, a todos ellos se les imputan varios delitos de daños y amenazas graves por su presunta participación en varias pintadas realizadas la madrugada del pasado 4 de abril. En ellas se solidarizaban con dos anarquistas detenidos por los Mossos d'Esquadra y amenazaban a los funcionarios de prisiones.

En los diferentes registros realizados, los agentes encontraron herramientas como martillos rompe cristales, palanquetas y cizallas, además de múltiples botes de spray de pintura, publicaciones de ideología anarquista y documentación y material informático pendiente de análisis.

Entre los lugares registrados, según fuentes próximas al colectivo, se encontrarían dos casas 'okupadas' en los barrios de Sants y el Eixample. En Sants, la Policía entró en el número 39 de la calle Alcolea, 'El Rastro', de donde no se habría llevado nada. La otra casa 'okupada' registrada está situada en el número 468 de la calle Rosselló.

AUMENTO DE LA VIOLENCIA.

Las operaciones policiales contra el movimiento anarquista han aumentado en los últimos meses, sobre todo a partir de la colocación el año pasado de varios artefactos explosivos en centros oficiales. El pasado mes de julio se halló un explosivo ante la sede del Istituto Italiano di Cultura de Barcelona. El artefacto estalló y causó la muerte de un perro policía.

También se hallaron otros productos incendiarios y explosivos en la sede del Centro de Iniciativas para la Reinserción (CIRE) y de la Conselleria de Justicia. En febrero de este año, los Mossos d'Esquadra detuvieron a tres jóvenes, dos de los cuales acabaron en prisión, por su relación con estos hechos.

Estas detenciones provocaron un aumento de las protestas de grupos anarquistas en forma de pintadas, manifestaciones, quema de contenedores e incluso a través del envío de cartas y paquetes bomba a los juzgados y a dependencias de la Policía catalana.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies