Pasan a disposición judicial los detenidos durante los altercados entre Guardia Urbana y 'okupas' en Barcelona

 

Pasan a disposición judicial los detenidos durante los altercados entre Guardia Urbana y 'okupas' en Barcelona

Actualizado 06/02/2006 12:12:40 CET

BARCELONA, 6 Feb. (EUROPA PRESS) -

Los nueve detenidos este sábado en Barcelona tras los altercados ocurridos ante el edificio donde se celebraba una fiesta 'okupa', durante los que un agente de la Guardia Urbana resultó herido de gravedad, pasaron esta mañana a disposición judicial, según informaron los Mossos d'Esquadra.

En total fueron detenidos nueve jóvenes --seis chicos y tres chicas--, de edades comprendidas entre los 20 y los 31 años, entre los que se hallan los presuntos agresores del agente de la Guardia Urbana J.S.D., de 39 años, que ingresó en la UCI del Hospital Clínic con traumatismo craneoencefálico y fractura de la base del cráneo.

Entre los detenidos, dos, Rodrigo Andrés L.H., de 21 años, y Alex C.A., de 25, son de nacionalidad chilena; una, Heike B., de 29 años, es alemana, y otro, Juan P.G., de 22, es argentino. El resto, Alfredo Carlos P.M., de 26 años, Patricia H.M., de 31, Alejandro C.R., de 19, Jordi M.G., de 28, y Silvia R.O., de 23, son españoles con residencia en Barcelona.

Los hechos sucedieron sobre las 6 horas del sábado, cuando una patrulla de la Guardia Urbana se acercó a un inmueble, el número 55 de la calle Sant Pere Més Baix, donde se celebraba una fiesta ilegal, tras recibir varias quejas de los vecinos.

Al parecer, una treintena de jóvenes que no había podido acceder al inmueble por hallarse este a rebosar hacán ruido en la calle, y fueron ellos los que arremetieron contra los agentes de la Guardia Urbana.

Durante los enfrentamientos, uno de los agentes recibió una o varias pedradas en la cabeza de forma "premeditada", según aseguraron ayer fuentes del Ayuntamiento. El agente, J.S.D., de 39 años, permanece ingresado y su estado es estable, dentro de la gravedad.

LOS 'OKUPAS' NIEGAN QUE FUERA UNA CASA OCUPADA.

Por su parte, miembros del colectivo 'okupa' de Barcelona niegan cualquier relación de los residentes en el número 55 de Sant Pere Més Baix con el movimiento que 'okupa'. Según ellos, en el inmueble se organizaban fiestas con el objetivo de recaudar dinero para los habitantes y se alquilaban algunas de las habitaciones, actividades que van en contra del espíritu del movimiento.

Por todo ello aseguran que los miembros de la autodenominada 'anarkopenya' "desprestigian el verdadero movimiento 'okupa' del barrio, que lucha contra planes urbanísticos como el del Forat de la Vergonya'.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies