Piden 900 euros de multa para un joven acusado de agredir a peatones y grabarlo con un teléfono móvil en Barcelona

 

Piden 900 euros de multa para un joven acusado de agredir a peatones y grabarlo con un teléfono móvil en Barcelona

Actualizado 01/02/2006 17:48:41 CET

Nota de sustitución a la noticia titulada 'Piden 900 euros de multa para un joven acusado de agredir a peatones y grabarlo con un teléfono móvil en Barcelona'

((Esta noticia sustituye a la anterior con el mismo título))

BARCELONA, 1 Feb. (EUROPA PRESS) -

El fiscal solicita una multa de 900 euros, con 15 días de ingreso en prisión en caso de impago, para uno de los dos jóvenes que presuntamente agredieron a dos peatones el pasado 10 de enero en Barcelona y lo grabaron con una cámara de teléfono móvil. Para el otro joven implicado, que conducía el coche en el que iban, ha solicitado una multa de 50 euros.

En el juicio rápido por faltas que tuvo lugar hoy en el Juzgado de Instrucción número 21 de Barcelona, solamente se presentó el presunto conductor del vehículo, David S.Z., de 26 años, y su abogada.

Antes de empezar la vista oral, el fiscal explicó que había llegado a un acuerdo con la defensa de David, quien, cuando estuvo detenido en comisaría, reconoció los hechos y admitió que él era el conductor del coche. En su declaración ante el juez, el joven ratificó lo que dijo ante los Mossos d'Esquadra. El fiscal únicamente le preguntó por qué lo hicieron. "Fue una locura de él --del otro imputado--, no sé...", respondió David.

Por otra parte, uno de los agentes que intervino en la localización de los jóvenes la noche de las agresiones declaró hoy que, en un principio, cuando les requisaron el móvil, los presuntos autores negaron los hechos. También explicó que aún no han sido localizadas ni las víctimas ni el testigo que denunció las agresiones por teléfono.

El fiscal solicitó al juez que imponga a David la pena mínima, diez días de multa a razón de 5 euros diarios, "dado el arrepentimiento mostrado por el joven". En concreto, pidió una sentencia de conformidad con pena rebajada para el acusado por una falta de maltrato de obra que no causa lesión, y de la que él fue cooperador necesario, siendo autor Alberto S.T., de 27 años.

En cambio, para el presunto agresor el fiscal solicitó una pena de 30 días de multa a razón de 30 euros diarios, con 15 días de ingreso en prisión en caso de impago. El joven, no obstante, no se presentó en el juzgado. Ahora el caso ha quedado visto para sentencia.

GRABABA Y AGREDÍA LA MISMA PERSONA, SEGÚN LA DEFENSA.

La Fiscalía considera que Alberto "no ha tenido, si no la valentía, la decencia de venir aquí y asumir su responsabilidad y, por tanto, no ha mostrado ningún arrepentimiento" ante una "agresión gratuita que causa una grave alarma social". Por ello, solicitó una "pena considerable para que no se vuelvan a repetir hechos como estos".

A la salida de la vista oral, la abogada de David S.Z., Sonia Devesa, explicó que su cliente había reconocido su "cooperación en el golpe" y remarcó que "no fue una lesión". La letrada aseguró que el joven "lamenta mucho lo ocurrido y pide disculpas a quien haya podido ofender".

Según su versión, su cliente no agredió a ningún peatón, sino que simplemente conducía el vehículo, siendo Alberto quien les grababa y agredía a la vez. Sin embargo, las imágenes hechas públicas muestran cómo uno de los jóvenes grababa, mientras el otro agredía a los transeúntes.

Sobre el posible motivo de las agresiones, Devesa señaló que son "reprobables", por lo que David "asume los hechos y la responsabilidad penal que conllevan".

AGRESIONES EN PLENA CALLE.

Las agresiones, según un testigo, habrían tenido lugar el pasado 10 de enero, cuando los dos detenidos circulaban en el coche de uno de ellos por la zona de Sants. Tras escoger a su víctima, que siempre iba sola, bajaban del coche y, mientras uno de ellos le agredía, el otro grababa el suceso.

La primera se produjo presuntamente sobre las 23.30 horas del pasado 10 de enero, a la altura de un restaurante vasco de la carretera de Sants, cerca de la plaza Espanya. La víctima fue un hombre de unos 50 años que leía el periódico y que vio como se le acercaban los dos jóvenes y le daban un puñetazo sin motivo.

El vídeo de esta agresión muestra como los jóvenes, entre risas, gritan a la víctima 'sonríe Willy', mientras le pegan. El hombre, de unos 50 años, calvo, con gafas, un abrigo azul y una bufanda lila, lleva un periódico en la mano con el que intenta tapar la cámara.

La segunda agresión tuvo lugar cerca de allí, cuando un chico de unos 19 años que salía de un restaurante de comida rápida recibió una bofetada por parte de uno de los agresores.

Un testigo de los hechos pudo facilitar a los Mossos d'Esquadra la descripción de los sospechosos y la matrícula del vehículo. Poco después, sobre las 23.51 horas, se ordenó la búsqueda de los sospechosos, que dio como resultado su localización pasada la medianoche.

En ese momento, los agentes pudieron comprobar que la descripción ofrecida por el testigo coincidía con la de los jóvenes. Sin embargo, no se les detuvo, ya que primero se tenía que revisar el contenido de los tres teléfonos móviles que les fueron requisados.

Tras verificar que las grabaciones de las dos agresiones descritas por el testigo estaban en uno de los teléfonos, se ordenó la detención de los dos jóvenes.

David S.Z. fue detenido el pasado 12 de enero a las 12.21 horas en su casa, dos días después de que se cometieran las agresiones. Alberto S.T., por su parte, se presentó a la comisaría de los Mossos d'Esquadra de Sants-Montjuïc a las 18.27 horas del mismo día. El teléfono donde se encontraron las imágenes era propiedad de éste último.

Una vez ante los agentes, David explicó que él era quien conducía el vehículo y grababa las agresiones de su amigo a los peatones, lo que contradice lo que aseguró hoy su abogada. Posteriormente, Alberto corroboró la misma versión que David.

Al día siguiente, viernes 13, ambos detenidos pasaron a disposición del Juzgado de Detenidos número 3 por un delito de lesiones y una falta de vejaciones. Sin embargo, el juez les dejó en libertad con cargos por una falta de lesiones.

OTROS VÍDEOS CON AGRESIONES.

Según la Policía catalana, ésta es la primera vez que se detiene en Barcelona a dos personas por agredir físicamente a peatones sin aparente motivo, grabándolo con una cámara. Sin embargo, no sería la primera vez que habrían cometido actos similares.

De hecho, aunque todavía no se ha probado, varios testigos aseguran que los tres acusados de quemar viva a una indigente en un cajero de la ciudad el pasado mes de diciembre ya habían grabado con sus móviles alguna agresión a otros mendigos.

Igualmente, hace varias semanas Europa Press tuvo acceso a un vídeo grabado con un teléfono móvil en el que unos jóvenes agredían a otro indigente sin motivo aparente, además de insultarle y vejarle haciéndole decir 'jackass'.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies