La Policía Nacional detiene en Jaca (Huesca) a cuatro brasileños que falsificaban tarjetas de crédito

Actualizado 22/10/2007 15:44:48 CET

JACA (HUESCA), 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía de la Comisaría de Jaca detuvieron el pasado día 16 a cuatro brasileños, C.J.D.S, de 36 años; V.V.C., de 24; R.D.S.R., de 36, y L.M.D.C.P., de 34, por un presunto delito de falsificación de tarjetas de crédito. Los agentes les intervinieron dos ordenadores portátiles y cuarenta tarjetas.

Fruto de la investigación posterior se logró identificar a otros cinco componentes del grupo de falsificadores, así como el hallazgo de 208 códigos de tarjetas de crédito preparados para introducirlos en las bandas magnéticas de las tarjetas intervenidas, obtenidos de titulares de tarjetas domiciliados en Estados Unidos, Reino Unido, Alemania, Francia y Japón, según ha informado la Subdelegación del Gobierno en Huesca en un comunicado.

Igualmente, se pudo determinar que siete componentes del grupo de falsificadores se alojaron el día 7 de octubre en un hotel de cinco estrellas de Palma de Mallorca donde pagaron un importe de 670 euros con una tarjeta de crédito falsificada.

El modus operandi del grupo desarticulado consistía en la clonación de tarjetas de crédito, de forma que se obtenían los códigos de tarjetas de crédito a través de lectores con dispositivos de almacenaje de datos colocados en lugares como cajeros automáticos, peajes de autopistas o comercios.

Tras obtenerlos, los códigos se entregaban a los componentes del grupo encargados de explotar los mismos, metiendo, a través de ordenadores con lectores de tarjetas, los códigos en las bandas magnéticas de tarjetas de crédito cuyos titulares eran ellos mismos, para no ser detectados cuando compraban en un comercio y les pedían su documentación para comprobarla con la tarjeta.

Posteriormente, el cargo de la tarjeta llegaba al dueño de la misma, de manera que quedaba sorprendido ya que al ser clonada el dueño de la tarjeta seguía teniendo la original en su poder. Cuando el dueño anulaba su tarjeta por los cargos que le habían llegado, los falsificadores se daban cuentan cuando intentaban comprar de nuevo con esos códigos y éstos eran cambiados.

Los detenidos, junto a las diligencias instruidas, han sido puestos a disposición judicial en el día de hoy y se ha decretado el ingreso en prisión de dos de ellos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies