Prisión para el detenido en Figueres (Girona) por apuñalar mortalmente al padrastro de su ex novia

Actualizado 14/07/2006 23:09:50 CET

GIRONA, 14 Jul. (EUROPA PRESS) -

El detenido el pasado miércoles por presuntamente apuñalar a su ex suegro en un piso de Figueres (Girona) ingresó esta noche en prisión tras pasar a disposición judicial.

Los Mossos detuvieron la madrugada del miércoles a un joven como presunto autor de la muerte de otro hombre tras una pelea en un piso. Al parecer, el fallecido era la pareja sentimental de la madre de la ex novia del agresor.

Según informó la Policía catalana, sobre las 3 horas de la madrugada la sala del 088 recibió una llamada alertando de una pelea familiar en un domicilio de la localidad. Al llegar tres dotaciones de los Mossos, encontraron a dos mujeres esperando a la Policía en la calle.

Las dos, madre e hija, muy nerviosas, les indicaron que dentro del piso había dos hombres agrediéndose de forma muy violenta. Cuando los agentes accedieron al piso vieron salir a un hombre que aseguraba que le habían querido matar.

En la terraza del domicilio, en la calle Bàscara, los agentes encontraron el cuerpo sin vida de un hombre, de 43 años, supuestamente muerto por arma blanca. Por ello, fue detenido el joven que salía del piso, de 25 años y vecino de la localidad, como presunto autor de un delito de homicidio.

El Juzgado de Instrucción número 6 en funciones de guardia de la localidad se ha hecho cargo del caso y ha decretado el secreto del sumario.

VECINOS SORPRENDIDOS.

Según un vecino del edificio donde se produjo el crimen, en el piso 4º 2ª del número 4 de la plaza Bàscara, se estaba celebrando una fiesta y había mucho ruido. Miguel, quien vive en el piso de abajo, también oyó el ruido, aunque "no me imaginaba que se estaban matando", explicó a Europa Press.

Por su parte, otra vecina, Antonia, quien vive en el piso de al lado, afirmó que "escondieron un cuchillo en la alfombra de su puerta", que posiblemente fuera el arma que se utilizó para matar al hombre. Ante lo ocurrido, los vecinos sienten miedo y no saben si cuando el presunto asesino vuelva al piso pueda ocurrir otra fatalidad. "Me he puesto muy nervioso cuando me he enterado y me da miedo que vuelva ha ocurrir", puntualizó Miguel.

Todos los vecinos consultados coincidieron en destacar "lo pacíficos" que parecían los inquilinos, por lo que les ha sorprendido mucho lo ocurrido. "Eran muy amables y educados", comentó Antonia, que explicó que sólo hacía tres meses que vivían en este inmueble.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies